Una mirada externa a la deuda

  Actualidad

Una mirada externa a la deuda

Hay que hacer ajustes sí o sí y renegociar la deuda no será gratuito. Son las dos principales conclusiones de Pablo Guerrón y Cristina Arellano sobre la realidad económica de Ecuador.

Dos ecuatorianos, expertos económicos internacionales, repasan para EXPRESO las dificultades que enfrenta la economía nacional.

Hay que hacer ajustes sí o sí y renegociar la deuda no será gratuito. Son las dos principales conclusiones de Pablo Guerrón y Cristina Arellano sobre la realidad económica de Ecuador.

Los dos ecuatorianos, expertos económicos internacionales, repasan para EXPRESO las dificultades que enfrenta la economía nacional, con un monto de deuda cuyo servicio asfixia las cuentas públicas y con unos indicios de recuperación que requieren fuertes ajustes en el gasto público para sostenerse a largo plazo.

Arellano y Guerrón son las dos voces principales del quinto Congreso Internacional de Economía que celebra esta semana la Espol (Escuela Superior Politécnica del Litoral), junto con la Universidad de Cuenca y la Escuela Politécnica Nacional.

Para Arellano, consejera monetaria en el Banco de la Reserva Federal de Minneapolis y profesora adjunta en la Universidad de Minnesota, el historial de incumplimientos en deuda soberana sigue pesando para el país y no es momento de reestructurar las condiciones. Para Pablo Guerrón, profesor asociado del Boston College, exasesor de la Reserva Federal del Banco de Filadelfia y ex consultor del Fondo Monetario Internacional y Banco Interamericano de Desarrollo, el camino de la política económica no podrá sortear un sustancioso ajuste del gasto público.

Cristina Arellano / Consejera Banco de la Reserva Federal de Minneapolis

“Renegociar tiene un precio”

Cristina Arellano se desenvuelve con soltura en análisis de deuda soberana. Es su área. Y cree que a Ecuador no le conviene ahora renegociar sus cuentas pendientes con los prestamistas internacionales. Porque ese tipo de operaciones tiene un precio y Ecuador ya tiene un historial de renegociaciones e incumplimientos cuyas consecuencias aún arrastra con un riesgo país alto y unas tasas de interés al acceder a financiamiento también muy altas.

Si, como dicen las estadísticas oficiales, la economía nacional ha comenzado su recuperación, no es momento de renegociar. Si no de cumplir. Para evitarse el desprestigio. Y si aún hay estrecheces para responder ante todas las obligaciones, la vía de escape no es mejorar las condiciones, sino achicar las cuentas internas. El ajuste en los gastos estatales es la receta que comparte con Pablo Guerrón. Sobre si el nivel de deuda es alto o bajo, solo menciona: “Argentina declaró default cuando la tenía al 30 % del PIB y en Europa superan el 100 %”. Todo depende. Lo que sí ve con preocupación son maniobras “peligrosas” como los préstamos del Banco Central hacia el Gobierno.

El análisis

Deuda

Si el Banco Central de Ecuador está haciendo préstamos al Gobierno, me parece algo muy peligroso. No es lo correcto en dolarización.

Doméstica

Los países emergentes de la región acuden más a la deuda interna y suelen ser más rigurosos para no dejar pendientes con instituciones públicas del Estado.

Multilaterales

Mejor que renegociar las condiciones de deuda, es acudir al Fondo Monetario Internacional, del que después se sale con una percepción mejorada por los ajustes.

Pablo Guerrón / exconsultor del FMI y del BID

“Se tienen que hacer ajustes”

No solo hay que pensar en el ahora, sino en el mañana y en las administraciones venideras. Por eso, Pablo Guerrón considera que al Gobierno de turno le toca hacer el doloroso ajuste del gasto público. No se puede sostener al tamaño actual y hay que reducir las cuentas internas. Es inevitable e inaplazable.También reconoce que a Ecuador le favorece la tendencia a la baja del dólar, pero no se atreve a vaticinar el comportamiento de la moneda de aquí a unos meses. Es muy impreciso hacerlo, dice. Lo que cuenta es que la divisa, que rige en Ecuador, está volviendo a las posiciones que mantenía con el euro hace unos años.

En cuanto al crecimiento, dadas las estadísticas del primer trimestre que reflejaban una tendencia al alza, Guerrón se muestra precavido. Había campaña electoral y se emitió deuda para poder mantener el gasto público, las inversiones y las obras con un fin político. Habrá que esperar a los datos del segundo trimestre para valorar realmente si el país está saliendo de la recesión.

El análisis

Ajuste

En una situación como la actual es inevitable el ajuste. Hay que reducir el tamaño del Estado y el gasto público con miras al largo plazo.

Depreciación

La depreciación del dólar favorece en el corto plazo a los exportadores porque se vuelven más baratos frente a sus competidores internacionales.

Crecimiento

Para ver si la economía se recupera, hay que esperar al segundo trimestre. El crecimiento del primero se relaciona con las elecciones, se gastó con fines políticos.