Mera traspasa a Glas toda la responsabilidad

  Actualidad

Mera traspasa a Glas toda la responsabilidad

El testigo 26 declara que Correa confiaba en su vicepresidente.

Comparecencia. Alexis Mera acudió ayer como testigo al juicio.

Un testimonio que puso toda la carga de responsabilidad sobre el vicepresidente sin funciones, Jorge Glas, e intentó alejar cualquier sospecha del expresidente, Rafael Correa. Alexis Mera, exsecretario jurídico de Carondelet, fue el testigo No. 26 de la Fiscalía.

Ocurrió en el cuarto día de juicio por asociación ilícita en contra de Glas, su tío Ricardo Rivera y otras siete personas. El juzgamiento inició el viernes y lleva más de 40 horas de audiencia con recesos de 15 minutos y dos horas para el almuerzo.

Mera habló de la relación con Odebrechet por los problemas en la construcción de la hidroeléctrica San Francisco y de la ejecución del poliducto Pascuales-Cuenca.

Insistió en que, tanto la expulsión de la constructora brasileña Odebrecht, en 2008, como su regreso en 2010 estuvieron a cargo de Glas.

Él recordó que, en 2008, el segundo mandatario “estaba furioso, escandalizado, molesto”. ¿La razón? La constructora buscaba cobrar unos $ 10 millones por las reparaciones del daño que provocó la paralización de la hidroeléctrica.

Pero dos años más tarde, Glas informó que había el interés de la constructora por llegar a un acuerdo para volver al Ecuador. La condición fue que se repare los daños en el rodete del túnel de San Francisco y el pago de una indemnización por el tiempo que la central estuvo paralizada.

Eso fue, según Mera, lo único que supo Correa. “Confiamos en lo que nos decía Jorge Glas”, aseguró ante los jueces.

La segunda parte del testimonio fue sobre el poliducto. El exsecretario jurídico aseguró que Correa se enteró de la existencia del proyecto durante un recorrido en Cañar. Según Mera, “montó en cólera”. El exmandatario habría dicho que era una obra “dispendiosa, innecesaria, absurda y con un precio inflado”. Ninguno de los dos, dijo, conoció del proyecto.

Correa habría preguntado quién estuvo a cargo de la obra. Glas le dijo que era Rafael Poveda, quien renunció dos meses más tarde al Ministerio de Sectores Estratégicos.

Marco Calvopiña, exgerente de Petroecuador y el segundo testigo que presentó ayer la Fiscalía, dio más detalles. Contó que la obra Pascuales-Cuenca fue contratada por Ramiro Carrillo, exgerente de Transporte de la estatal y también procesado por asociación ilícita.

Mera reiteró que ni él ni Correa conocieron de pliegos, contrataciones o detalles de actas.

Ante los periodistas, Mera aseguró que sí existe la posibilidad de recuperar el dinero de la corrupción de Odebrecht “y a la vez, hay que recuperar los bienes, las coimas que recibieron el tío del vicepresidente y los demás, recuperarlo fuera del país”.

El siguiente testigo, Eduardo Barredo, exgerente de Celec, habló sobre Manduriacu, otra obra involucrada en la entrega de coimas. Ratificó que la hidroeléctrica estuvo a cargo de Hidropastaza e involucra a Caminosca. El financiamiento, dijo, fue gestionado por Glas. La condición del Banco de Brasil para dar los recursos fue que se contratara con una empresa brasileña.

Hubo dos ofertas: Odebrecht y un consorcio cuya propuesta era 40 millones más cara.

Olga Muentes, secretaria de Glas, también compareció. Ella aseguró que el vicepresidente no atendía las llamadas telefónicas de su tío. Sí recordó, en cambio, las reuniones con José Conceição dos Santos, de Odebrecht, en la Vicepresidencia. Incluso cree que hubo una reunión con Odebrecht, en Brasil.

Ante la mención que hizo Alexis Mera sobre Rafael Correa, el abogado de Glas, Eduardo Franco, anunció que pedirá la comparecencia del exmandatario. Sin embargo, el fiscal Carlos Baca señaló que el pedido no procede porque ya fue excluido por el juez Miguel Jurado en la audiencia preparatoria.

El juicio de asociación ilícita se suspendió cerca de las 19:00 por una descompensación en la salud de Ricardo Rivera, tío del vicepresidente.

MCV

Rivera

Topic pone más dudas sobre Glory

Ecuador y China investigaron a la firma Glory, implicada en la trama de corrupción de Odebrecht. Lo reveló Tomislav Topic, propietario de Telconet. Esa firma, que supuestamente invirtió 13,5 millones para el proyecto de cable submarino con Telconet, no tenía esa capacidad, reveló.

Topic estuvo en China y habló con uno de los accionistas chinos quien le advirtió que si alguien preguntaba por Glory debía reportarlo a las autoridades.

El empresario reiteró que los contactos para la supuesta inversión los hizo Ricardo Rivera.