Un memorial con los pilares fundamentales de la vida de Jaime Roldos sera construido

  Actualidad

Un memorial con los pilares fundamentales de la vida de Jaime Roldos sera construido

La obra reemplazará el busto del expresidente que estuvo en Sauces 2 hasta el 2016.

Los artistas Gabriela Cabrera y Oswaldo Terreros son los encargados de la obra.

Un redondel con seis conjuntos de pilares en su interior, un pasillo principal y dos estatuas de bronce a nivel del piso, será el homenaje que hace la ciudad de Guayaquil a Jaime Roldós Aguilera.

El lanzamiento del memorial lo realizó la familia del expresidente junto al alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, este jueves 11 de abril en las instalaciones de la Fundación Siglo XXI, institución que el año pasado fue delegada para la construcción de la obra.

El monumento será instalado en Sauces 2 y costará alrededor de 480 mil dólares. Con esto las autoridades pretenden reemplazar la estatua de Roldós que sufrió deterioros por el vandalismo y la delincuencia; además de exaltar más la imagen y trayectoria del político ecuatoriano.

Serán dos estatuas, una de Roldós y otra de su esposa Martha Bucaram. Los artistas y familiares acordaron que esta última también es un referente del activismo político en el país.

Los pilares que se elevarán son réplicas de lugares donde el expresidente creció, se desarrolló como político y donde impulsó políticas significativas, como la entrada del Colegio Vicente Rocafuerte, donde estudió la secundaria; la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil, donde realizó sus estudios profesionales, y las instalaciones del partido Concentracion de Fuerzas Populares (CFP), con el que se lanzó a la presidencia.

De igual forma, se replicarán las columnas del Palacio Legislativo, lugar donde fue investido en el retorno a la democracia; el altar del padre José Gómez Izquierdo, un sacerdote adscrito a la teología de la liberación con quien tuvo una profunda amistad, y las columnas del Colegio Pedro Vicente Maldonado de Riobamba, donde se firmó la Carta de Conducta, que Roldós propuso a otros presidentes para impulsar el respeto por los Derechos Humanos a nivel internacional.

Los artistas a cargo de la obra son Gabriela Cabrera y Oswaldo Terreros.