El mayor peso en el conteo de votos recae en los universitarios

  Actualidad

El mayor peso en el conteo de votos recae en los universitarios

Nuevo vocal. Julio Candell asumirá la vocalía que dejó vacante Gustavo Loor en la Junta Electoral del Guayas. Lucio Alarcón es el presidente encargado.

Guayas. Julio Candell (d), director de Procesos Electorales, entrega reportes del sorteo al notario Carlos Alvear.

Lo que parecía una sesión sencilla y rápida se enfrascó en un cruce de argumentos entre delegados de organizaciones políticas y funcionarios del Consejo Nacional Electoral e integrantes de la Junta Electoral del Guayas.

Uno de los primeros, específicamente el representante de Centro Democrático, Nicanor Moscoso, defendió una solicitud verbal que le extendió al expresidente de la Junta, Gustavo Loor, para que excluyera del sorteo de miembros de las juntas receptoras del voto a los funcionarios del Municipio de Guayaquil, de la Prefectura del Guayas y de las empresas públicas y fundaciones vinculadas a ambas instituciones, lo que recibió el apoyo de otros delegados de partidos políticos.

El dirigente argumentó que muchos de los empleados de ambos entes son simpatizantes y, en algunos casos, adherentes de las organizaciones políticas cuyos candidatos a la Alcaldía de Guayaquil figuran como los más opcionados hasta el momento: Cynthia Viteri, por el Partido Social Cristiano; y Jimmy Jairala por Centro Democrático. “No podemos poner en las mesas a personas que tienen intereses políticos marcados... Y nos evitaríamos que mañana tengamos que impugnar a miembros de las juntas receptoras”, adelantó.

La respuesta que recibió de los funcionarios electorales es, en resumen, que el reglamento demanda la participación de funcionarios públicos sin excluir a ninguna institución y que cualquier acuerdo verbal previo con el expresidente ya no está para honrarlo. “Todos los posibles miembros de juntas receptoras del voto son elegidos de acuerdo al reglamento y a la ley... Mal haría en decir algo más... Lo que se haya dicho o dejado de decir, lamentablemente, hay personas que ya no están presentes”, comentó Julio Candell de la Gasca, director de Procesos Electorales de la Delegación Electoral del Guayas, quien se comprometió a informar a la Coordinación Nacional de Procesos Electorales en Quito, para que extienda la sugerencia a conocimiento y resolución, de ser el caso, del pleno del Consejo Electoral.

El intercambio de criterios se produjo en medio de la sesión de la Junta Electoral del Guayas en la que se sorteó a los miembros de las juntas receptoras del voto de la provincia. Paralelamente, en todo el país, se llevaron a cabo procesos similares para elegir en total a 274.680 integrantes de las 39.240 mesas que contarán los votos en las elecciones seccionales del próximo 24 de marzo.

En el caso de Guayas fueron seleccionados 64.673 miembros entre titulares y suplentes. El 81,5 % corresponde a estudiantes universitarios. Le sigue los empleados públicos con un 9,1 %; los privados con el 8,2 %; ciudadanos residentes en zonas rurales con el 0,49 %; personas del padrón electoral con el 0,45 %; y alumnos de colegios con el 0,12 %.

El universo de miembros estará distribuido en 9.239 juntas para un total de 3’181.869 votantes en Guayas. Es decir, que cada mesa recibirá un promedio de 344 votantes, 59 más de los que recibió en el 2014.

Los miembros de las juntas receptoras serán notificados a partir del 2 de enero hasta el 10 de marzo. Luego deberán someterse, a partir del 6 de enero, a un proceso de capacitación para conocer lo que tienen que hacer durante su labor el día de las elecciones. Existen en Guayas un poco más de 150 capacitadores.

Las juntas con reglas claras

Cuatro de los cinco consejeros electorales acudieron ayer a la delegación electoral de Pichincha para presenciar la designación de los integrantes de las juntas receptoras del voto.

En esta provincia se designaron a 47.775 integrantes de las juntas receptoras del voto (JRV) que serán los encargados de entregar las papeletas de votación y los documentos que validen el sufragio.

También, vigilar el desarrollo normal de los comicios y facilitar la observación electoral. Cuando se cierren las mesas de votación, estarán a cargo del escrutinio de los votos.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) recordó que ninguno de los integrantes de las JRV podrá dar declaraciones sobre los resultados del proceso electoral.

El organismo electoral informó que desde el 7 de enero hasta el 24 de marzo se hará las capacitaciones a las personas que cumplirán este trabajo en las elecciones. CRR