Las marchas dan el apoyo a la consulta

  Actualidad

Las marchas dan el apoyo a la consulta

Las organizaciones del Frente Unitario de los Trabajadores (FUT) y grupos sociales se movilizaron ayer en Quito para apoyar la consulta popular, por el rechazo a la corrupción y pedir la renuncia del vicepresidente Jorge Glas.

Carondelet. Luego de muchos años, manifestantes no afines al Gobierno logran llegar a la Plaza Grande. Una barrera policial resguardó el palacio.

Las organizaciones del Frente Unitario de los Trabajadores (FUT) y grupos sociales se movilizaron ayer en Quito para apoyar la consulta popular, por el rechazo a la corrupción y pedir la renuncia del vicepresidente Jorge Glas.

Para los manifestantes, que se congregaron frente al edificio de la Caja del Seguro, era una fecha trascendental, ya que hace muchos años (no saben cuántos con exactitud) entraron a la Plaza Grande, esta vez, para entregar sus preguntas para la consulta anunciada por el presidente Lenín Moreno.

Trabajadores, amas de casa, servidores públicos, expolíticos, así como los miembros de la Comisión Anticorrupción, quienes fueron los más aplaudidos, caminaron por las calles quiteñas. Estos últimos elaboraron las cuatro preguntas entregadas ayer que van dirigidas a dejar sin efecto las enmiendas, el cese del Consejo de Participación Ciudadana, la destitución de las autoridades designadas por el Consejo, y que se conforme una comisión para el periodo de transición.

Los marchantes fueron recibidos en el Salón Azul del Palacio de Carondelet por el secretario de la Política, Miguel Carvajal, y los ministros del Interior, César Navas; de Justicia, Rosana Alvarado, y de Trabajo, Raúl Ledesma. José Villavicencio, presidente de turno del FUT, entregó la propuesta. Luego los ministros y la dirigencia se reunieron a puerta cerrada por más de 30 minutos.

A la par, en Guayaquil, los manifestantes empezaron a congregarse en los alrededores del parque Centenario, en pleno centro de la ciudad. Era momento de volver a desenrollar las banderas para marchar y lo hicieron por los mismos motivos.

No obstante, aprovecharon la oportunidad para dar luz a otros temas: “quieren que nos jubilemos a los 70 años, ¿quién va a llegar a esa edad?”, expresó Sandra, una maestra de la tercera edad, quien prefirió no decir su apellido. Como ella, varios eran transeúntes que caminaban por la avenida 9 de Octubre cuando vieron la marcha.

La caminata tenía previsto continuar hasta el malecón donde se realizaría un plantón, pero tomó rumbo a la Gobernación del Guayas, sede también vetada durante los últimos 10 años para los manifestantes.

Esta vez fueron recibidos por la gobernadora encargada, a quien entregaron sus preguntas para la consulta. RRG - DEMO