Manejo de los activos estatales

  Actualidad

Manejo de los activos estatales

Contrariando la argumentación de que los activos estatales vertidos en las Empresas Públicas (EP) son las “joyas de la corona” y altamente rentables, la realidad es que en conjunto representan un lastre fiscal que dificulta la recuperación económica. Los déficit operativos acumulados a lo largo del último quinquenio, y la sucesión de malas inversiones (saltan a la vista las del sector petrolero y eléctrico) crean obligaciones que, al final del día, deben ser atendidas por los contribuyentes y por los consumidores obligados de los bienes y servicios de inferior calidad provistos por estos entes.

En tales circunstancias surgen las opciones de concesionar operaciones, de liquidar actividades que no cumplen su cometido y de reformar la legislación pertinente para que a las EP se les apliquen los mismos criterios de gobernanza, transparencia, controles y manejo profesional que se demanda de las empresas privadas. En esa transición, es menester que quienes tienen a su cargo la conducción de tales procesos sean entendidos en sus materias, cautos en sus apreciaciones y posean la capacidad de transmitir confianza, que es lo que nuestro medio, hastiado por la corrupción, requiere.