Magnicidio

  Actualidad

Magnicidio

El magnicidio es el asesinato motivado por diferencias políticas o ideológicas, perpetrado contra un político destacado o jefe de Estado.

La definición mencionada la traigo a colación, ya que en el enlace ciudadano número 467 del 19 de marzo del presente año, el economista Rafael Correa manifestó: “¿Qué le pasa a la prensa? Tanto nos odia, que recoge cualquier tontería...”. “Están esperando que venga un familiar de un enfermo de cáncer, le meta un tiro al presidente, porque el presidente malvado, cómo odia a los enfermos de cáncer; y si eso llegara a pasar, sería la mayor torpeza dicho sea de paso, ¿no?...”.

Coincido con el señor presidente, en que no existe mayor torpeza que pensar que algún ser humano odie a los pacientes de cáncer; torpeza es también, pensar que el magnicidio contra cualquier mandatario es la solución a los problemas de un país, cuando el pueblo le exige explicaciones sobre el manejo económico de su Gobierno.

Difiero respetuosamente, en que sea el objetivo de la prensa provocar y alentar el cometimiento de magnicidio por parte de algún familiar de alguien que padezca cáncer.

No, señor presidente, la prensa no lo odia; cuestiona, indaga y presenta los hechos, según se trate de periodismo investigativo, reportajes o de opinión.

La prensa tampoco enseña a odiar; solo reproduce lo más destacado de los enlaces ciudadanos, donde se hace gala de descalificativos e insultos, en contra de quienes opinan diferente.

Los presidentes no están llamados a ser mártires, están llamados a ser estadistas, que colegislen y administren en favor de los más altos intereses de la nación y los ciudadanos; pensando en las futuras generaciones y no en qué hacer u ofrecer para vivir ganando las futuras elecciones.

Los presidentes cuyos gobiernos han sido cuestionados, tampoco deben ser martirizados, todo lo contrario, deben ser fiscalizados, debiendo esclarecer y responder por aquello que en su gestión está cuestionado.

Mártires son aquellos héroes que dieron su vida por legarnos la libertad, no los que a punta de manipulación nos la coartaron.

colaboradores@granasa.com.ec