Actualidad

Machalilla ‘atrapa’ a cientificos extranjeros

Arqueólogos de tres países realizan excavaciones en Agua Blanca, al sur de Manabí. Nativos se integraron a las labores.

Extracción. Cerca de un año se realizan excavaciones en la comuna Agua Blanca.

Un grupo de arqueólogos de Alemania, Canadá y Ecuador profundizan desde hace varios meses estudios y excavaciones de la cultura Machalilla, en esa población de los mantas en el sitio Agua Blanca, ubicado al sur de Manabí, perteneciente al cantón Puerto López.

De estas excavaciones se han extraído importantes piezas arqueológicas, collares, aretes de bronce, piedras, conchas trabajadas y esqueletos humanos que datan entre 500 a 3 mil años de antigüedad. En las labores también participan grupos nativos de esa zona, como seleccionadores y limpiadores de los pedazos de vasijas de barro que luego son cotejados por los expertos hasta darles la forma de grandes ollas o vajillas prehistóricas.

En el barrio Monserrate de la parroquia Machalilla, se realizan estas excavaciones con la intensión de buscar más información sobre la cultura que lleva el nombre de esta población, pues los expertos indican que de la misma se conoce poco y que la intención es profundizar más sobre los asentamientos que poblaron miles de años estas caletas de pescadores.

María Ugalde, directora de la Escuela Antropológica de la Universidad Católica de Quito, quien está al frente de estos estudios, señala: “La primera curiosidad o la pregunta original de investigación justamente es la de definir mejor la cultura Machalilla, existe, está en todos los libros y lo que se sabe es muy poco a diferencia de otras culturas también asentadas acá, como Valdivia, Chorrera, Manteña, Bahía y otras”.

La intención de estos científicos es alimentarse de conocimientos sobre la cultura Machalilla, que fue definida en los años 50 por Víctor Emilio Estrada; con una información bastante reducida.

Según Ugalde, quien después de 60 años, junto a este grupo de antropólogos retoman una investigación realizando excavaciones en la población bajo la coordinación y vigilancia del Instituto de Patrimonio Cultural y el Gobierno parroquial de ese lugar.

Uno de los objetivos de esta investigación es buscar nuevamente las raíces de esta cultura, para que su propia población conozca su origen y sus saberes ancestrales; el nombre que ha dado de qué hablar en todo el país, pero que poco se sabe de la misma.

Los arqueólogos indican que para llegar a estos conocimientos tuvieron que desempolvar libros que reposan en el Museo de Salango y otros donde hablan de Víctor Emilio Estrada. “Son dos componentes importantísimos de donde que se partió, el bibliográfico y el de campo, que es la parte prospectiva de la arqueología”, indicó Ugalde.

“Este terreno está cubierto por una alfombra de cerámica de piedras, conchas trabajadas, es decir, de material cultural antiguo.

El primer paso ya está por concluir con las excavaciones, luego viene el cotejamiento de las piezas y el análisis real de ellas.

Aquí se analiza hasta la alimentación de estas culturas, con los restos encontrados en estos lugares”, señaló Heiko Prumers, del Instituto de Arqueología de Alemania.

Los ancestros

Institución

Los materiales extraídos reposan en un espacio del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. El presidente de la Junta Parroquial, Carlos Chancay, indicó que gestiona ante las autoridades respectivas un espacio (museo arqueológico) y solicitar que estas piezas pasen a formar parte como patrimonio de la comunidad.

Culturas

Como resultados preliminares de las excavaciones en Machalilla, se han encontrado espacios de varias culturas prehispánicas, una tumba con un esqueleto humano, concha trabajada y herramientas de ellas, cerámicas iridiscentes y restos de pigmentos con que elaboraron varias vasijas prehispánicas.