Actualidad

En el ‘cuarto oscuro’ recibian el ‘castigo’

Un grupo de niños en etapa inicial habría sido abusado en una escuela de Guayaquil. Un profesor enfrenta la prisión.

Diligencia. El fiscal César Peña (d) ubicó dos lugares señalados por los estudiantes como el ‘cuarto oscuro’.

Para ellos era el ‘cuarto oscuro’ donde los dejaban con el ‘profesor malo’, quien les aplicaba el ‘castigo’. Una sanción que a su corta edad no entendían, pero que los asustaba y les provocaba deseos de abandonar las clases y hasta de matar.

Son las emociones por las que habrían pasado alrededor de ocho niños, de entre 5 y 7 años, quienes presuntamente fueron víctimas de abusos sexuales, en una escuela particular ubicada en el bloque 3 del Paraíso de la Flor, en el noroeste de Guayaquil.

La denuncia que presentó la abuela de uno de los pequeños, de 5 años, motivó una investigación que condujo a la prisión al presunto agresor. Se trata de un profesor de séptimo de básica, que en declaraciones a un canal de televisión aceptó que no tenía título de educador y menos de párvulos. Apenas es un bachiller de 22 años, que se jactó de dar clases desde hace ocho. En aquella escuela inició este año lectivo.

El fiscal de Personas y Garantías, César Peña, acudió la mañana de ayer a la entidad educativa para conocer el lugar donde supuestamente el ‘profesor malo’ cogía las partes íntimas de los niños de inicial.

“Nos constituimos en el lugar para la verificación, inspección y reconocimiento del lugar de los hechos...”, dijo el funcionario. Buscaba básicamente el ‘cuarto oscuro’.

Con la guía de algunos niños, el fiscal subió hasta el segundo piso de la entidad, donde encontró una habitación con vidrios polarizados, sin iluminación externa, que aparentemente funcionaba como un aula de computación.

Pero, ¡oh, sorpresa! Los teclados de las máquinas tenían telaraña y polvo. Señal de que no eran utilizadas.

Durante la diligencia, un menor se acercó a la secretaria del investigador público para contarle que aparte de ese lugar había otro ‘cuarto oscuro’, en la planta baja de la escuela, al fondo del baño. En efecto, se trataba de una pieza de un metro al cuadrado, ubicado diagonal a una escalera que no tenía iluminación y sin seguridad.

“El niño lo supo señalar como el cuarto oscuro donde llevaban a los menores cuando se portaban mal” y donde el profesor les hacía actos obscenos, contó Peña.

Tras la primera denuncia, cinco padres comparecieron a la Fiscalía para solicitar valoraciones psicológicas, y con ello verificar si hay más niños afectados. El temor es latente en los progenitores ante los comentarios de sus hijos, por el extraño ‘cuarto oscuro’ al que la profesora de inicial llevaba a quienes se portaban mal y los dejaba con el ahora detenido.

Tras las inspecciones, el fiscal giró un impulso (escrito) para llamar a todo el personal de la escuela para rendir una versión voluntaria. Durante los 90 días de investigación se establecerá si existen más implicados en el hecho.

Mientras eso ocurre, el pequeño de 5 años ha pedido a sus padres una espada de fuego para acabar con el ‘profesor malo’.

Otros casos

Manabí

Entre el llanto y la desesperación “Aurora” rompe el silencio para contar los difíciles momentos que está pasando con su hija, de 17 años. La adolescente ya no quiere salir de casa y solo pasa llorando desde que fue violada en dos ocasiones por dos sujetos que la interceptaron en un auto. El primer hecho ocurrió hace tres meses cuando la menor se dirigía al colegio. Hace pocos días, volvió a ser víctima de los mismos agresores. HLV

Macará

En el juzgado Multicompetente del cantón Macará, Loja, se formularon cargos en contra de un hombre denunciado por el presunto abuso sexual a un sobrino, menor de edad. El sujeto fue descubierto por un cuñado, quien al ver que su sobrino corría asustado indicándole que su otro tío le había querido hacer actos obscenos, llamó a la Policía. El pequeño, de 8 años, había quedado al cuidado de sus dos tíos hasta el regreso de sus padres. FIR