Las lluvias retrasan la plazoleta de Cisne 2

  Actualidad

Las lluvias retrasan la plazoleta de Cisne 2

Cuando la réplica gigante del Cristo del Consuelo llegó a Guayaquil con dos meses de retraso, en diciembre pasado, debía hacer estación en un complejo regenerado en Cisne 2, un sector popular de Guayaquil con serios problemas de seguridad, pero lo que

Trabajos. La lluvia ha afectado el proceso de regeneración en el complejo que rodea la escultura del Cristo.

Cuando la réplica gigante del Cristo del Consuelo llegó a Guayaquil con dos meses de retraso, en diciembre pasado, debía hacer estación en un complejo regenerado en Cisne 2, un sector popular de Guayaquil con serios problemas de seguridad, pero lo que halló es un inconcluso parque lleno de tierra.

Apenas estaba listo el templete donde reposa la enorme cruz que sostiene la base cuando la imagen fue inaugurada. Las autoridades municipales dijeron que el resto de la obra en la plazoleta estaría listo para el próximo 14 de abril, que es Viernes Santo, pero aquello, a juzgar por el aspecto del escenario esta última semana, será difícil de cumplir.

La obra debía estar lista hasta el 31 de marzo. Lo admite el gerente de la Fundación Siglo XXI, Wilfrido Matamoros, a cargo de los trabajos, pero explicó a EXPRESO que las lluvias de enero y febrero complican los avances.

“El agua no deja compactar la base para poner adoquines. La única forma de poder avanzar es por tramos, y eso sí impedirá cumplir con el plazo previsto”, dijo. Lo único que permitiría culminar a tiempo es que deje de llover y que el sol se imponga estos días, para que el material de cantera se seque por completo y continuar. Pero aquello es casi imposible.

Sin embargo, hay un “plan B”. Como en Viernes Santo se cumplirá la tradicional procesión de la imagen original del Cristo del Consuelo, y como todos los años miles de ecuatorianos asistirán a la cita religiosa en un nuevo recorrido que terminará en el monumento, se coordina el relleno provisional del área con piedra chispa.

Lo que sí estará terminado, asegura el funcionario, es el malecón del lugar y la obra complementaria en los alrededores de la zona. En los últimos meses se trabajó arduamente para culminar la construcción de veredas y bordillos, y en delimitar una franja del carril para ciclovía, que va desde la calle Buena Fe hasta la 11.

Se incorporarán áreas verdes y parqueos, 36 postes ornamentales, 52 basureros, 169 árboles y estaba también previsto pintar las fachadas de las viviendas del área intervenida. “Eso sí estará listo para la próxima Semana Santa”. En cuanto a la capilla que reemplazará a la de caña, ubicada junto al Cristo, ahora completamente desbaratada, será remodelada, pero no estará lista hasta mayo próximo.

La inseguridad preocupa

Cisne II es un sector conflictivo. Así lo afirman moradores que prefieren el anonimato y que aseguran que los robos son frecuentes en la zona.

El expendio de drogas también preocupa a los padres de familia de este sector popular de Guayaquil, quienes esperan que con el cambio que se gesta en beneficio del crecimiento turístico sea suficiente para mejorar la imagen del lugar.

El padre Ángel Villamizar, del santuario del Cristo del Consuelo, admite que antes de que llegue el Cristo esa zona era impenetrable. Ahora la Iglesia se acerca al sector, pero el cambio será poco a poco. “No puede haber un cambio radical de la noche a la mañana. Esto necesita todo un proceso. Solo el trabajo conjunto de las diferentes entidades estatales y municipales podrán lograrlo”, afirmó el sacerdote.