Actualidad

Con poder limitado fuera de la Caldera

Los números no cierran para Emelec. Aunque su mejora se ve plasmada en la tabla de posiciones, donde mantiene un intenso duelo por ganar la segunda etapa, apenas 7 de sus 28 puntos los consiguió fuera del estadio Banco del Pacífico-Capwell.

Las estadísticas señalan que el Bombillo es el octavo peor visitante de este semestre.

Los números no cierran para Emelec. Aunque su mejora se ve plasmada en la tabla de posiciones, donde mantiene un intenso duelo por ganar la segunda etapa, apenas 7 de sus 28 puntos los consiguió fuera del estadio Banco del Pacífico-Capwell.

Ese 25 % de efectividad que tiene en condición de visitante lo condiciona, porque cuatro de los ocho partidos que le restan en el calendario son fuera de su reducto y ante rivales (Barcelona, Fuerza Amarilla, Liga de Quito y El Nacional) que se juegan la posibilidad de ganar la etapa, clasificar a torneos internacionales o salvar la categoría. Ninguno de ellos será fácil.

Las estadísticas señalan que el Bombillo es el octavo peor visitante de este semestre, compartiendo ese puesto con Barcelona y apenas superando a: Liga de Quito, Universidad Católica, Fuerza Amarilla y Clan Juvenil.

El arquero Esteban Dreer reconoce que esa es “la tarea pendiente” de su equipo, pero confía en que si el Bombillo sigue manteniendo ese “alto grado de posesión de la pelota” en algún momento tendrá “la efectividad que se necesita para sumar como visitante”.

“Lo importante será llegar a las últimas cuatro jornadas dependiendo de nosotros mismos. En casa estamos bien, pero afuera nos falta”, añade.

El técnico Ricardo Armendáriz le da la razón a su colega Paúl Vélez (Macará), quien considera que Emelec y Barcelona “se desmotivan” ante equipos considerados débiles”.

“Es difícil explicarlo. Emelec muestra mucha fortaleza de local, pero de visitante le cuesta, pierde agresividad, los locales lo terminan dominando, le hacen los goles y lo doblegan”.

Los consultados por EXPRESO coinciden en que el tema no pasa por estado físico, porque ese “es uno de los rubros más altos del equipo”.