Actualidad

La ley aleja a las embarcaciones

Los pescadores se quejan de las dificultades. Los barcos, de poca capacidad, se hunden en las 8 millas.

pesca
Los dueños de las embarcaciones se quejan por las multas impuestas en la normativaNéstor Mendoza

El capitán Mayo ya no quiere salir en su barco. Tiene miedo al naufragio. La nave posee 22 metros de eslora y la nueva Ley de Pesca, que rige desde abril del 2020, le dice que debe trabajar después de las 8 millas. A esa distancia hay mucho oleaje y los barcos de esas dimensiones pueden zozobrar.

De hecho, 5 barcos ya se han hundido de los 36 que tiene Posorja y 9 más de los 100 que hay en todo el perfil costero de 0 a 22 metros de longitud.

Mariana Quijije Reyes, representante de la Asociación de Producción Pesquera de Armadores de Barcos y Afines Amigos del Mar (Asoabapamar), detalla que a esos barcos pequeños la autonomía no les da para estar mucho tiempo fuera de las 8 millas con el peso de las redes, por eso se hunden y se han perdido vidas humanas.

La reforma a la ley que estamos pidiendo es que los barcos pesquen desde la cuarta milla hacia afuera como lo hacían antes y que estén regulados por el Instituto de Pesca y Acuicultura (Ipiac) y el viceministerio.

Pesca de pepino

Ecuador impone veda a la pesca del pepino de mar por fin de la cuota

Leer más
Mariano Curicama visitarán las 5 provincias costeras para socializar con los pescadores y recoger las inquietudes y planteamientos.

Fuera de las ocho millas, no traen pesca y gastan más combustible. Frente a esta situación, los barcos ingresan hasta las 4 millas desesperados porque no hay pesca, incumpliendo con la ley; y es ahí cuando la autoridad de pesca los sanciona. Las multas son desde 80.400 hasta 500.000 dólares. (1.500 salarios básicos).

Quijije reiteró que se debe reformar el artículo 104 de la Ley de Pesca para regularizar las multas donde se especifique las categorías: artesanales, pequeñas pesquerías, medianas y de gran escala.

El 28 de julio Asoabapamar y miembros de la Comisión de Soberanía Alimentaria de la Asamblea se reunieron en Posorja y trataron el tema.

Las multas por infringir alguna disposición de la ley “son exorbitantes y doblan el valor que tiene un barco”. Las que se aplican a los pequeños son sanciones recomendadas por la Unión Europea para los atuneros, puntualizó la dirigente. “Estamos pidiendo una tabla de multas en base al avalúo del barco, que vaya de 0 a 12 salarios mínimos, precisan armadores. Además de que son sancionados por bajar la pesca en lanchas a la playa, porque no tienen muelles.

“Los asambleístas que hicieron la ley nunca llegaron a territorio a ver la realidad, por eso meten a todas las embarcaciones en un mismo saco”, señaló Alfonso Delgado, coordinador nacional del gremio de armadores. Según el dirigente, se culpa a los barcos pequeños de ser depredadores, “pero hay lanchas de arrastre conocidas como los changueros y bolseros que pescan dentro del golfo, que es zona de reproducción de especies y van depredando todo. En total son 1.600 artes de pesca y menos de la mitad solo tienen permiso para realizar este tipo de captura”.

Además de la reforma al artículo 104 hay otros 5 artículos que deben reformarse: el 115, 165, 118, 170, 177, que hablan de multas y sanciones a los capitanes, respeto a las millas, seguro al pescador y procesos de la harina de pescado.