“Todos salen corriendo y se olvidan del ciego”

  Actualidad

“Todos salen corriendo y se olvidan del ciego”

Durante sus 60 años de vida, Gustavo Vivas no ha podido ver la luz. Nació ciego y desde joven aprendió a convivir y a desarrollar habilidades que lo ayudan a orientarse con facilidad.

Esfuerzo. Pese a su discapacidad, Gustavo Vivas trabaja como profesor.

Durante sus 60 años de vida, Gustavo Vivas no ha podido ver la luz. Nació ciego y desde joven aprendió a convivir y a desarrollar habilidades que lo ayudan a orientarse con facilidad.

Ha sido dirigente de la Asociación de No Videntes de Esmeraldas y pensó que estaba preparado para todo hasta que, el pasado 16 de abril, el destino le hizo vivir una realidad diferente.

Ese día estaba animando una fiesta tocando la guitarra, cuando de pronto sintió que todo se movió. Oyó gritos y sintió correr a todos. A él lo dejaron botado y por sus propios medios tuvo que salir del lugar. “Pensé: se olvidaron del cieguito. Y creí que iba a morir”, dijo.

Su drama se repitió durante la noche del martes 5 de julio y la madrugada del miércoles pasado, en que le tocó vivir nuevamente la pesadilla de 11 sismos consecutivos.

“Estaba en mi casa de construcción mixta cuando se vino el primer sismo. Me quedé tranquilo en mi cama, eso fue a las 23:40; luego, a las 1:15 me desperté con otro temblor y a la 1:19, se vino el más fuerte”.

Confiesa que en su familia, las tres personas con las que vive tampoco están preparadas. “Ellos salieron de la casa, yo cogí mi bastón y me coloqué en el marco de la puerta”, dijo.

Genoveva Tafur, quien tiene a su hijo Jhoph Blade, de 11 años, con un problema de discapacidad severa que lo mantiene postrado en una silla de ruedas, asegura que no le han dado capacitación de cómo actuar en caso de que ocurra un sismo.

“Me tocó quedarme junto a él a esperar que pase todo, luego me quedé despierta hasta la madrugada, porque estábamos asustados”, dijo.

Las quejan van en el sentido de que ellos no han sido capacitados sobre qué hacer en casos de sismos y cómo socorrer a personas especiales.

Betto Estupiñán Toro, de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR), dijo que dará conocer al COE provincial sobre esta novedad para buscar la forma de articular capacitaciones a las personas con discapacidad y a sus familiares.

Nelson Muela, médico familiar y quien brinda atención a personas con capacidades especiales, dice que el Sistema de Seguridad y Gestión de Riesgos debe capacitar y prepararlos para todo tipo de eventos, no solo terremotos, sino tsunamis, inundaciones y fuego.

“La verdad es que no nos hemos acordado de estas personas; hay un área de Desarrollo Comunitario en el Municipio, sería interesante que ellos tomen la iniciativa”, sentenció.