Actualidad

“El populismo quiere tanto a los pobres, que los multiplica”

Graciosamente se piensa que existe un derecho a gobernar y se propone como medida la reelección indefinida. Fomentar el caudillismo, vía populismo, es un absurdo que atenta contra la Democracia.

El populismo quiere tanto a los pobres, que los multiplica. Es por eso que esa tendencia de la mano del socialismo siglo XXI, está asolando a países que fueron engañados por discursos fatuos, promesas de cambio, entre otras tantas ideas macabras emanadas del malévolo foro de Sao Paulo, que como sabemos lo creó el difunto de la isla, aupado con el dinero usurpado al pueblo venezolano.

Lo que debe existir es la obligación de manejar un país con probidad, responsabilidad, impartiendo enseñanzas y justicia para todos los habitantes del país que creyó en sus argumentos e ideas de cambio, pero real, efectivo, total. No solo pensar en robar con los integrantes de nubes de privilegio. El color de ellas es irrelevante. Su mandante: el pueblo, se lo demanda.

Ahora se pretende pedirle al becado, más sacrificio, para que vuelva y continúe su trabajo de 10 años. Qué pena, ese tiempo perdido, les resultó corto. Algunos trasnochados dicen que la mayoría de ecuatorianos así lo desean. Mentira.

De manera que planificación honesta y continuidad de ideas, es lo que se necesita. Dictadorzuelos, mil veces no.

Dr. Ignacio Granja Rousseau