“Politica, no. El futuro de mis hijos, si”.

  Actualidad

“Politica, no. El futuro de mis hijos, si”.

A pesar de su ausencia de la televisión, la actriz Flor María Palomeque, sigue vigente con su personaje de La Mofle, su canal cumple un año y los proyectos no paran.

La actriz participará la próxima semana como madrina de Shapo, el nuevo microteatro de Samborondón, de Verónica Ycaza.

Flor María Palomeque continúa tan vigente que muchos no se han dado cuenta de que no está en televisión desde 2014, esto se debe quizás a que en Teleamazonas reprisan La pareja feliz y es continuamente vista en comerciales. Su popular personaje de La Mofle sigue con sus shows en vivo alrededor del país. Hablar con esta actriz emprendedora y visionaria es un placer. Seria, madura, objetiva y reflexiva, con una sonrisa que suaviza cualquier respuesta tajante, derivada de su franqueza. Al cumplirse un año del lanzamiento de su canal online MofleTV, compartimos con ella más que un café y un pastel de manzana en un mall de Guayaquil.

Con 116.312 suscritos y un número interminable de ‘views’, ¿cómo celebra el primer aniversario de su canal en YouTube?

Es muy lindo saber y sentirse querida y bendecida. El cariño de la gente siempre está ahí pese a que no estoy en televisión. Son los frutos que recoges luego de haber trabajado tanto. La fama y la popularidad son efímeras, y siempre le huyo a hacer cualquier cosa con tal estar presente. Yo soy como soy, real, tal como me ves, muchos dicen que me disfrazo de La Mofle para decir lo que pienso, ella tiene su personalidad, parecida a la mía, pero no es igual.

Luego de 16 años con ese personaje ¿no considera a La Mofle, su álter ego?

Estoy convencida (risas). Al igual que ella, nunca me quedo callada, a la entrada o a la salida yo te digo la verdad de lo que me gustó y no me agradó. Eso sí, cuando me pongo los rulos y las zapatillas, Flor María no existe. La Mofle para mí es real, una ecuatoriana que aborda los temas de actualidad y eso la hace vigente.

Tan vigente que un expresidente que acaba de dejar el país la tenía entre ceja y ceja.

Fue su ex (risas). Creo que todo pasa por algo, cuando me tocan a mi país, yo saldré como cualquier ciudadana a luchar con uñas, dientes y todo. No me interesa estar en la política, lo he dicho siempre, pero sí me preocupa el futuro de mis hijos y hay que estar consciente que un gobernante está para servir.

¿Por qué no se ha dado su regreso a la televisión?.

Doy las gracias porque propuestas hubo, pero nada que me llene o me convenza para volver. Me llamaron durante mis meses de embarazo y en ese momento, mi prioridad era mi hija. Así grabara dos o tres semanas, era a tiempo completo y yo también estaba a full con el canal de La Mofle, a nosotros nos toca producir, comercializar y ocuparnos del contenido.

¿Cuál ha sido su mayor lección de vida?

Ser agradecida, hay que siempre dar las gracias. La vida es un búmeran, ponle amor y dedicación a todo lo que hagas. Yo tengo un excelente equipo encabezado por mi esposo. Roberto es mi ancla, mi ángel y mi mayor motivador. Lo que sí hemos acordado es que ni el estrés ni cuestiones de trabajo entren a la casa. Otras personas a las que tengo que agradecer son Paola Gómez, Pablo Mario Ansaldo, Fabrizio Aveiga y Jorge Luis Pérez, ellos también se han sumado.

La conozco hace 20 años ¿qué más aprendió durante este tiempo?

Aparte de dar las gracias, a no dar de más y a no esperar nada de nadie, para no sufrir decepciones. Aprendí que en este medio, la gente que te ama, te ama de verdad, mis amigas reales son contadas con los dedos de la mano y principalmente aprendí a hacer feliz a Florcita.

¿Y la nueva novela de La Mofle?

Va a estar increíble, se llamará Moflemar, tendrá 30 capítulos y por supuesto que tendrá la sátira política que me acompaña desde Vivos. La empezaremos a grabar en agosto y esperamos estrenarla en octubre.

¿Y en cuanto a teatro? Estaré por un mes en Shapo, el nuevo microteatro de Samborondón, que Verónica Icaza inaugurará la próxima semana Y hay más proyectos con La Mofle.

¿Es feliz Flor María?

Lo soy, la gente se equivoca al pensar que cuando tenga una casa o un gran trabajo será feliz, siempre está en esa búsqueda. Yo soy feliz con lo que tengo ahora y valoro este tiempo.