“Lo peor es echarse para atras”

  Actualidad

“Lo peor es echarse para atras”

La empresa Furoiani Obras y Proyectos trabaja en el plan Marenostro. José Furoiani, vicepresidente de la firma, dice a Diario EXPRESO cuál es la clave de invertir en tiempo en que la situación económica del Ecuador no está en su mejor momento.

El vicepresidente de Furoiani Obras y Proyectos habla de los planes que tiene la empresa en este año y qué estrategia han desarrollado para seguir con éxito en sus proyectos. Alistan el complejo Marenostro en la playa.

La empresa Furoiani Obras y Proyectos trabaja en el plan Marenostro. José Furoiani, vicepresidente de la firma, dice a Diario EXPRESO cuál es la clave de invertir en tiempo en que la situación económica del Ecuador no está en su mejor momento.

¿Aún en tiempo de contracción económica es posible invertir en el sector de la construcción?

Es una decisión de qué es lo que sabemos hacer, sabemos construir, promover, vender y ofrecer soluciones habitacionales. Es ser práctico, es hacer país. En este momento que hay contracción lo peor es echarse hacia atrás. Tampoco se trata de lanzarse como caballo desbocado. Hay que medir los riesgos.

Según investigaciones periodísticas de Diario EXPRESO, hay temor en los clientes en comprar casa ahora.

Hay muchos clientes que se ponen temerosos. Pero, para nosotros cada cliente no es un número dentro de las ventas que hacemos. Es un caso individual, y tratamos sus necesidades. Se puede refinanciar, por ejemplo.

¿Por qué seguir en esta coyuntura económica?

El déficit habitacional es muy alto todavía, y no es técnico, es financiero. Entonces mientras existan líneas de financiamiento todo lo que se construya se va a vender. Demora un tiempo más, pero se vende. No en vano el Gobierno se preocupa de que el Biess siga dando hipotecarios. Para este año ofrecen crédito por más de 1.000 millones de dólares.

¿Su confianza quizá también se basa en que los bancos se pueden especializar en hipotecarios si desean?

Es que es uno de los créditos más seguros de que el cliente va a pagar. Hay un respaldo, que es el mismo bien.

Hablemos de su nuevo proyecto, ¿cuánto va a costar el metro cuadrado en Marenostro?

Costará 300 dólares el metro cuadrado, dependiendo de la ubicación. Hay terrenos entre 500 y 800 metros cuadrados. Es un complejo cerrado, con club y sede social para más de 400 personas, dos piscinas de más de 30 metros de largo, jacuzzi, acceso a la playa, cancha de tenis y de fútbol, golf, laguna y un hotel para seguridad y choferes.

¿Cuánta es la inversión en el proyecto?

Son algunos millones de dólares. Estaríamos hablando de unos 20 millones de dólares.

¿Es el único proyecto que van a tener este año o hay más?

Como ya dije, nosotros no podemos detenernos. Estamos terminando otros proyectos como la urbanización Napolis, que está en la vía a Salitre. Tenemos Ciudad Santiago, donde hay casas desde 40.000 dólares, en la vía a Daule. Además estamos desarrollando otro proyecto en Portoviejo, casas desde 70.000 dólares. Tenemos otro más en la vía Samborondón con 100 soluciones habitacionales.

¿Cuál es la clave del éxito?

La clave es trabajo y tener un equipo dedicado. La situación no es fácil ahora, pero es el momento de seguir adelante. No se debe detener el rodaje de la bicicleta. Para atrás, ni para tomar impulso.