Actualidad

“Mitos y mentiras que se usan como moneda de buen cambio”

Mitos que nos convencen y que en muchos de los casos son tratados como leyes que debemos cumplir, en referencia a los degenerados falsos profesores que no se les puede conocer su rostro ni los nombres completos, por dizque disposiciones legales. Pues no es verdad tal cosa. Una cosa es el principio de inocencia y otra que no se los pueda ver para reconocerlos en el caso que hubieran hecho las mismas maldades en otra parte o a otras personas.

El artículo 13 del Reglamento de la Ley de Comunicación dice que se debe proteger a las personas perjudicadas, a los niños y adolescentes, lo que se encuentra en coordinación con lo que está establecido en el artículo 23 de la Constitución de la República. Caso contrario nadie podría salir fotografiado, grabada su voz en eventos que no ha sido autorizado previamente. Vemos últimamente que al propio vicepresidente de la República no le tapan la cara, a los exministros de Estado apresados y a tantos sospechosos estatales no les tapan la cara. Con excepción en los primeros momentos del tío del vicepresidente.

Señor Director, si a eso vamos no podríamos reconocerlos ni saber sus nombres hasta que sean declarados culpables. Por lo que protesto y exijo que nos despojemos de esos mitos.

Ab. Franklin Lituma Manzo