“No me molesta que me digan ‘nengosito’” dice Anthony Swag

  Actualidad

“No me molesta que me digan ‘nengosito’” dice Anthony Swag

Con su hablar guayaco y humor sencillo el youtuber está dando sus pininos en la pantalla chica.

“No me molesta que me digan ‘ñengosito’” dice Anthony Swag

Desde hace tres años un joven guayaquileño encontró en la plataforma de videos YouTube la vía para dar a conocer su talento. Luego de más de 300 mil suscriptores en su canal y dos millones de fanáticos en YouTube ha dado un paso a la televisión. Aunque esto suele ser al contrario, en esta ocasión el público que ha ganado en redes ha hecho que la productora de televisión Catrina Tala ponga sus ojos en él. Hasta la próxima semana estará en la ficción ‘Cuatro cuartos’ de TC Televisión con el personaje de Kevin, hermano mayor de Bryan, que lo interpreta Álex Vizuete. “Ya grabé todos mis capítulos. Lo que me tiene entusiasmado es que se pueden dar conversaciones para volver. Aprendí mucho de David (Reinoso) y Álex”. Su personaje es bastante llamativo. Uno de esos que retrata la viveza criolla guayaca. Bryan es alguien al que se denomina ñengosito, que a veces puede considerarse un término despectivo. Anthony no se siente ofendido porque le digan así o por actuar de uno. “A mí no me molesta que me digan ‘ñengosito’. No es algo malo porque en realidad se refiere a un grupo de gente que le gusta un cantante (Ñengo Flow). Y yo no me visto como uno, yo solo soy loco”, explicó.

Su futuro

Él está consciente que es un nativo digital. Incluso durante esta entrevista estaba algo abrumado porque recién tenía teléfono nuevo. Un día atrás fue víctima de un asalto afuera de su casa. “Me robaron como a las 9 de la mañana. Esperaba el taxi. Una moto se me acercó y por guardar mi celular me golpearon. Tengo unos rasguños en la pierna”, comentó. Este artilugio es muy importante en su vida. Es la herramienta con la que consigue estar en contacto con su público y darle contenido. Pese que las extenuantes jornadas de televisión atrasaron su cronograma de subida de videos, cree que puede con ambos. En ellos invierte más de seis horas para editarlos. Sin contar las grabaciones o los pequeños guiones escritos. Su meta es el millón de suscriptores. “Es el gran premio de YouTube. Esa placa es la que motiva a todos”. En su vida personal quiere mantener saludable su relación sentimental y estudiar dirección escénica.

“Nunca me pagaron”

El pasado mes de marzo se llevó a cabo en Guayaquil un evento que reunía a varias personalidades de Internet llamado YouTube Visaje. El día de su realización hubo varios problemas y varios de los influencers hablaron de haber sido estafados. Anthony tiene su versión. “A mí nunca me pagaron. La organizadora me bloqueó de todo. A los artistas locales nos trataron mal”, explicó. De este suceso considera que los youtubers guayaquileños se separaron más. “El problema que tuve con Logan y Logan le sirvió a él para ganar suscriptores. Con Felipe Crespo tengo buena onda”. Considera también que en la urbe porteña el mercado de influencers se ve dañado por gente que “regala su trabajo”. “Yo hablo con los chicos de Quito. Conversamos lo que piden o van a cobrar a ciertas marcas”.

html