Actualidad

“Cuando me dieron la noticia no sabia si reir o llorar”

Richard Carapaz se ganó con creces el derecho a ser el primer ecuatoriano en el World Tour.

Fecha nac.: 29/05/1993  / Funciones: ciclista / Trayectoria: inició su carrera en el equipo amateur Panavial-Coraje Carchense en el 2011. Luego corrió en la escuadra colombiana Strongman-Campagnolo hasta 2015. En el 2016 dio el salto a Europa para vincula

Richard Carapaz se ganó con creces el derecho a ser el primer ecuatoriano en el World Tour. El carchense aprobó con alta nota la prueba en el Team Movistar de España, el mejor equipo profesional de ciclismo del mundo. Talento para la escalada, gran arrojo, responsabilidad en las tareas de grupo y ningún miedo a brillar entre los más grandes fueron las características que demostró, en los dos meses de prueba, con la escuadra telefónica. El excampeón panamericano sub-23 de ruta regresó al país para tramitar la visa de trabajo y habló con EXPRESO.

¿Quién le dio la noticia de su contratación?

El propio director deportivo, don Euzebio Unzué. Al principio no sabía si reír o llorar de la felicidad. Quería salir corriendo a darles la gran noticia a mi gente, especialmente a mi esposa Tania Rosero, quien estaba pendiente en Tulcán. Gracias a Dios voy haciendo realidad mis sueños.

¿Qué le dijo Unzué?

Me fue a buscar y me comunicó que el equipo contaba conmigo para dos temporadas más. Que se sentían muy a gusto con mi aporte y que siga con las mismas ganas y entrega.

¿Firmó ya contrato?

Ahí las todas las cosas se hacen bien. Antes de venir firmé los papeles.

¿Qué le llamó la atención del Team Movistar en su corta primera experiencia?

Las diferencias son muy grandes con relación a los equipos amateur como los que hay en Ecuador. En el team todo es planificado. Se cuenta con un equipo de apoyo completo de profesionales. Desde médicos, nutricionistas, psicólogos hasta mecánicos y masajistas. Además, se tiene implementos deportivos de última tecnología. El ciclista solo está preocupado de competir.

¿Cuántas bicicletas había para usted?

Cuatro de fabricación alemana y de carbono (dos de ruta y dos para las pruebas de contrarreloj).

¿En cuántas carreras compitió?

Hice en total 18 días de competencia y aunque no subí al podio, fui un gran apoyo para el equipo. Por el momento soy un gregario más. Poco a poco hay que ir ganando terreno.

¿Qué le pedía que haga el técnico?

Primero que acatara las indicaciones y que siempre piense en el equipo. Mis compañeros me dieron toda la confianza para adaptarme al ritmo y conocer el terreno donde me iba a desenvolver.

¿Ya ha corrido con el colombiano Nairo Quintana -ganador de la última edición de la Vuelta a España-, quien en el líder de Movistar?

Todavía no. No hemos coincidido en ninguna carrera y no he tenido el gusto de saludarlo.

¿Tuvo problemas con el clima?

La primera vez que fui a España para correr con el Lizarte, en marzo, me topé con un frío tenaz, más helado del que hace en Tulcán. En agosto que regresé para la prueba con Movistar, en cambio, me encontré con un calor impresionando: 40 grados centígrados. Son cambios muy radicales, pero uno debe irse amoldando para tratar de cumplir sus metas.

¿Conoce el calendario de carreras que tendrá en el 2017?

Aún no. Cuando regrese me informarán las competencias. Mi anhelo es correr la Vuelta a España o el Giro a Italia. Ahora se viene lo bueno y hay que estar preparado para hacer quedar bien al Ecuador.

Usted tenía previsto regresar al país el 4 de noviembre. ¿Por qué adelantó el viaje?

Tuve que cambiar los planes porque mi esposa se enfermó. Gracias a Dios ya está mejor y las cosas volvieron a la normalidad. Parece que le hacía falta verme (sonríe).

¿Cuándo regresará a España para comenzar la preparación?

El sábado (mañana). La primera semana será para conocernos entre los integrantes, especialmente los nuevos, y recibir la implementación. A la siguiente ya comenzaremos el trabajo de la pretemporada. Primero la preparación será en el gimnasio. Desde enero iniciaremos el entrenamiento con la bicicleta.

¿Se va con su esposa y su pequeño hijo Santiago?

Por el momento voy solo. Es un poco difícil el tema de las visas. Pero la idea es llevarlos más adelante a ellos, para que pasen una temporada conmigo. Siempre es importante sentir el respaldo de la familia.