Actualidad

“La educacion es una herramienta de liberacion cuando es bien impartida”

El calificativo de intelectual tiene un alcance muy amplio. Abarca a aquellas personas que en un afán de perfeccionamiento (no alcanzado necesariamente) han recorrido un largo y variado camino de aprendizaje. El concepto en sí es multidisciplinario, pero implica que además de una sólida preparación académica, han incorporado a su bagaje intelectual conocimientos de otras disciplinas: filosofía, literatura, música, etc. Esta incorporación, fortalece el razonamiento, lo disciplina y lo encauza a la imparcialidad.

El mundo actual está poblado de personas que han seguido una carrera universitaria y creen que con eso han alcanzado el cielo. Se autocalifican y (lo que es peor) existen otras personas que los califican, de intelectuales. Una enseñanza académica por sí sola no transforma en intelectual a nadie. Quien así lo considera ya cae en el campo de los razonamientos limitados o mutilados.

La finalidad de mejorar la educación es la de permitir el desarrollo de un intelecto amplio que desemboque en un razonamiento adecuado.

Las metodologías de enseñanza en nuestros países, siguen modelos de aquello que Paulo Freire calificaba como la enseñanza “de balde”: trastornar los conocimientos de un balde a otro.

Ya debemos acabar con el abuso de la educación haciendo uso de ella como una herramienta de dominación. La educación es una herramienta de liberación, cuando es bien impartida.

Ing. José M. Jalil Haas