Actualidad

“La deuda retocada”

En 2016, el gobierno destinó a la deuda más que a educación y salud. $ 7.000 millones versus $ 4.000. Los forajidos quintuplicaron el servicio de pago, consumiendo 40 % de los ingresos fiscales.

Con el segundo riesgo país más alto tras Venezuela, pagamos 3 veces el interés que países vecinos. (El endeudamiento lo miden con el tamaño total de la economía o PIB para no reducir el sobrepeso del elefante estatal).

Encima, dejaron de contar la deuda interna en su ‘monto consolidado’. Retoque cosmético del tamaño de la factura. La escenografía del ‘milagro ecuatoriano’ nos cuesta muy caro.

Paul Tapia Goya