Actualidad

“Con los corruptos no se negocia”

Si aplicáramos lo mejor que sabemos, no estaríamos en la situación que nos encontramos, atrasados, faltos de riqueza, de ilustración y de prosperidad. Es así que vemos cómo los corruptos se congracian con el circo detractor de vivir de escándalo en escándalo, que hacen olvidar a los que tienen libertad en lugar de cárcel para disfrutar de lo que han robado. Estos tienen siempre cara de “yo no fui” y quien no grita su descontento participa del hundimiento de este país que nos pertenece a todos por igual. Por todo esto es urgente unir nuestras voces para que se manifieste el pueblo que calla. ¡Con los corruptos no se negocia aunque tengan precio, porque solo merecen el desprecio!

Eco. Mario Vargas Ochoa