“El centro de Guayaquil debe dejar de ser una ciudad fantasma”

  Actualidad

“El centro de Guayaquil debe dejar de ser una ciudad fantasma”

Mucho se habla sobre el rescate del centro, pero nunca se logran los objetivos que se persiguen. El centro tradicional debe ser intervenido, hay que crear un Comité de Rescate que comience a solicitar al Municipio la creación de ordenanzas que permitan volverlo a poblar. Regularizar las normas inmobiliarias, transformar en propiedad horizontal los edificios, adaptar los grandes departamentos en espacios más pequeños pensando en los jóvenes que recién se casan pues ellos buscarán vivir cerca de universidades, y estas viviendas deberán ajustarse a su economía.

Dar uso a centenares de edificaciones abandonadas o en manos de la banca cerrada. Todo es cuestión de establecer convenios que permitan hacer producir tantos bienes inmuebles desperdiciados para recuperar sus valores y así eliminar ese aspecto de ciudad fantasma. Resulta prioritario establecer qué tipo de actividad da vida a una ciudad o la mata. La hotelería, gastronomía, cultura, arte, vestimenta, víveres, cosméticos, comunicaciones, internet, educación y otros impulsan a una urbe, el sector industrial, automotriz, el de la construcción y sobre todo las bodegas generan un sinnúmero de molestias a los moradores o caos en el tránsito y los obligan a migrar, por ende, asesinan a las ciudades. En este aspecto un acertado y transparente desempeño municipal resulta crucial puesto que se deben redistribuir geográficamente de manera coherente las diferentes actividades comerciales.

Gustavo Rivadeneira Romero