“Buena suerte, vicepresidente”

  Actualidad

“Buena suerte, vicepresidente”

El presidente se apresta a gobernar con un nuevo tercer vicepresidente, en menos de dos años. Le tocará ser más exigente con sus posturas políticas, es decir, con el rol de esa autoridad elegida vuelve a recuperar fuerza el gobierno, ya que estableció una nueva estructura administrativa del Estado. Le fue entregada la coordinación y dirección de los seis gabinetes sectoriales. Tremendas responsabilidades, nada más comenzando su labor, y que no debe olvidarse que estos puestos son efímeros, por lo que al final del período no cometa ningún desafuero y salga por la puerta grande. Buena suerte y que ejecute un buen desempeño en su gestión, señor Sonnenholzner.

Robespierre Rivas R.