Actualidad

“Ayudenos, usted fue las Manos del Ecuador”

Los moradores de Mucho Lote 2 se quejaron de que tráileres parquean en las noches y de que hay mucha basura.

Asamblea. Presidentes de las urbanizaciones de Mucho Lote 2 alzaron su voz. Una de las quejas fue el constante corte de la energía eléctrica.

En la víspera de su visita arreglaron las luminarias y dejaron impecable el barrio. Al anochecer del miércoles de esta semana, ya lo esperaba una mesa con mantel azul y blanco, cubierta por una carpa. También se colocaron sillas para su séquito. La reunión pintaba a importante. Era de esperarse, no todos los días se recibe a un gobernador en un barrio como Mucho Lote 2.

José Francisco Cevallos llegó tarde ese día, con casi una hora de retraso, un lapso comprensible si se tiene en cuenta que su agenda allí coincidió con un operativo en el norte.

La administración del exministro de Deporte está cada vez más caracterizada por el diálogo abierto -no unidireccional, como el de su antecesor-, un diálogo en el que invita -y a veces obliga- a autoridades de las diferentes carteras de Estado a dar soluciones a los diferentes requerimientos ciudadanos.

Su visita se agendó después de que EXPRESO publicara una nota titulada ‘Los asaltos terminan con los negocios de Mucho Lote 2’, en donde se puso al descubierto que de los 97 negocios que están distribuidos en los exteriores de 10 urbanizaciones privadas, al menos el 90 % sufrieron robos en los últimos tres años.

Por eso lo acompañó el coronel Carlos Meneses, comandante del distrito Pascuales, quien, con lista en mano, rindió cuentas: “tenemos chat comunitario, patrulleros en horas conflictivas, cuatro bandas desarticuladas...”.

Lo que quería escuchar la gente respecto a este tema llegó desde la coordinación zonal del Ministerio del Interior, también presente en la sesión. Hay cuatro UPC planificadas para el próximo año, ninguna para esta zona, pero “tendrán inmediatamente una Unidad Móvil de Atención Ciudadana”, propuso Janina Gómez, titular de esa cartera.

El líder de la Gobernación, que sabe bien que la inseguridad es uno de los temas más conflictivos, atajó enseguida para mantener el positivismo: “Si no está planificada la UPC, veremos de todas formas cómo lograr financiar ese anhelo. Tengan la seguridad de que vamos a encaminar (los trámites) para poder cumplir esto”.

Aplausos de tranquilidad abrazaron la promesa, pero luego, cuando llegó el turno del representante del ECU-911, las loas estuvieron a punto de convertirse en abucheos. “Ofrezco una cámara para comenzar, pero, advierto, no es solo pedir y pedir, el ciudadano debe empoderarse del territorio. Debe existir contribución ciudadana para implementar más cámaras. El ECU-911 asume el costo de la conectividad, pero el resto debe salir de ustedes”, soltó sin tapujos el funcionario.

Alguien del público, notablemente enojado, tomó el micrófono para reclamar. “Nosotros también pagamos impuestos”. El gobernador, al oír los susurros de desagrado, que se elevaban como quien sube el volumen a la radio, atajó de nuevo, con algo de humor negro. “No nos ayude mucho”. E intentó tranquilizar a los vecinos: “Hay un estudio. En un mismo sector existen cámaras de hasta tres entidades. Vamos a llegar a un acuerdo para ser eficientes. Dejaremos solo una donde hay tres y las otras las distribuiremos donde se necesiten”. Aplausos una vez más.

Ese día se habló de todo: basura, cortes de energía eléctrica, falta de centros de salud, escasez de buses y hasta del precio del gas, que allá cuesta $ 1 más que lo normal... A todo se intentó dar alguna solución, siempre con Cevallos de mediador.

Para la gente que ahora conoce al político es difícil olvidar a ese querido arquero que fue. Una de las presentes no aguantó más. “Ayúdenos, usted fue Las Manos del Ecuador y llenó de esperanzas a todo un país. Ahora buscamos hacer realidad todos estos anhelos de la comunidad. Sea también nuestras manos para eso”. Y Cevallos confirmó el pacto con un gesto de afirmación.

Ejes pactados

Vigilancia

La polémica propuesta del ECU-911, de que los moradores compren cámaras de vigilancia, levantó el pedido y la exigencia del monitoreo exterior, pues la vigilancia dentro de las urbanizaciones está cubierta por los habitantes.

Tránsito

El jefe de Operaciones de la Autoridad de Tránsito Municipal, Luis Lalama, fue el más aplaudido. Prometió rompevelocidades, un retorno a la altura de Metrópolis y tramitar que llegue la Metrovía, otro dolor de cabeza para los moradores.

Salud

Salud ofreció extensión de horarios en Vergeles para ayudar a cubrir la falta de centros de salud de Mucho Lote 2. Esto no dejó conformes a los ciudadanos. “Somos 10.000 casas. Nos urge atención médica”, dijeron.

VOCES

Emma Ávila, habitante del sector

Necesitamos con urgencia alimentadores de la Metrovía. Los buses que vienen solo van al centro. Para ir a otros lugares debemos tomar fletes. Es caro.

Jessenia Pallo, moradora de Mucho Lote 2

Nos dicen que no pueden poner más cámaras, que debemos pagarlas. ¿Por qué en Urdesa sí hay en cada cuadra? Nosotros también pagamos nuestros impuestos.