Actualidad

“Tenemos que armarnos de coraje para combatir por nuestros derechos”

Uno de los factores más espinosos que nos tocó vivir en 2016 es la muerte de compatriotas que extrañamente poseían varias concomitancias entre sí: eran personas valiosas y emprendedoras, todos eran jóvenes.

El teniente de Policía, Wilmer Goyes, joven aplicado, que proyectó la pulcritud que circunda a su institución, fue asesinado el 28 de septiembre a sus 30 años de edad.

El lunes 7 de noviembre muere asesinado por un individuo que robó su celular, el joven periodista Robert Salazar.

En diciembre, nuestro conciudadano Ronald Cárdenas Valdez fue arrollado en Londres por un ciudadano que conducía ebrio su vehículo. Este pagó la fianza y conduce libremente por la capital inglesa.

Melanie Montenegro, modelo quiteña de 22 años de edad, murió el viernes 23, mientras le practicaban una cirugía de liposucción en Guayaquil.

El dolor llega a un límite, luego de eso se transforma en coraje, y ese es el legado de este 2016 para todos los ecuatorianos, el coraje con el que nos tocará enfrentar las iniquidades que el sistema judicial ecuatoriano y no el nuevo año nos traerá. Tenemos que armarnos de coraje para combatir con uñas y dientes por nuestros derechos, por un sistema judicial transparente y porque muertes como las citadas no queden impunes.

Ing. Gustavo Rivadeneira Romero