“En la Amazonia ecuatoriana se consideran abandonados”

  Actualidad

“En la Amazonia ecuatoriana se consideran abandonados”

“En la Amazonía ecuatoriana se consideran abandonados”

Desde 1972 la producción petrolera en la Amazonía marcó un hito en la historia de Ecuador y cambio del sostenimiento de las arcas fiscales que fomenta la construcción de carreteras y todo tipo de obras por parte de los gobiernos de turno. Desde entonces más de quinientos mil barriles de producción diaria solo han dejado en territorio pobreza, contaminación ambiental, de ríos y esteros, enfermedades entre las que constan el cáncer, y abortos. Autoridades y pobladores de las seis provincias amazónicas para ser atendidos en sus necesidades básicas han tenido que librar medidas de resistencia, paros, cierre de aeropuertos y de producción petrolera; declarando estado de emergencia y zona de seguridad nacional, militarizando instalaciones petroleras y poblaciones, y con fuertes represiones con la fuerza pública contra compatriotas que lo único que hacen es reclamar obras de reivindicación social, mantenimiento o asfaltado de vías carrozables, construcción de puentes y hospitales, empleo y contratación de mano de obra, maquinaria y equipos del sector, creación de universidades, ya que los hijos de nativos y colonos amazónicos tienen que abandonar hogares, costumbres y tradiciones para acudir a universidades de otras ciudades, dado que en sus provincias no existen universidades estatales. La provincia de Sucumbíos del 16 al 20 de agosto de 2019 ejecutó una paralización progresiva que desencadenó en la toma de dos instalaciones petroleras en Cuyabeno, con saldo de un muerto y varios heridos, a lo que se suma la pérdida de producción del hidrocarburo que perjudica a todos los ecuatorianos. Gracias a Dios tras 10 horas de discusión, diálogos y propuestas, el 20 de agosto llegaron a acuerdos con representantes del régimen, quienes se comprometieron a atender sus requerimientos en un plazo de 120 días. Estamos seguros de que el Gobierno nacional, presidido por un amazónico, como es el Lic. Lenín Moreno Garcés, disponga a sus ministerios y secretarías de Estado atención prioritaria, urgente, a los beneficios de la Ley Amazónica, a las necesidades básicas... La ley sancionará toda forma de discriminación. El Estado adoptará medidas de acción afirmativa que promuevan la igualdad real en favor de los titulares de derechos que se encuentren en situación de desigualdad. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Ab. Elio Ortega Icaza