Keiko gana con mayoria, pero ira a segunda vuelta

  Actualidad

Keiko gana con mayoria, pero ira a segunda vuelta

Los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski definirán la presidencia de Perú en un balotaje, lo que garantiza la continuidad del modelo económico proempresarial, un resultado electoral que los mercados en Lima celebraron ayer con la mayor alz

Escenario. La candidata Keiko Fujimori celebró la amplia mayoría que obtuvo en votos. Aun así, habrá segunda vuelta en junio próximo.

Los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski definirán la presidencia de Perú en un balotaje, lo que garantiza la continuidad del modelo económico proempresarial, un resultado electoral que los mercados en Lima celebraron ayer con la mayor alza diaria en años.

Fujimori, una exlegisladora conservadora de 40 años y educada en Estados Unidos, ganaba la primera ronda electoral del domingo con un 39,50 % de los votos, tras escrutarse el 87,92 % de las actas, pero sin las preferencias suficientes para evitar una segunda ronda.

La aspirante, que se ve perjudicada por el recelo que despierta el autoritarismo y los delitos de su encarcelado padre, el expresidente Alberto Fujimori, tendrá que esforzarse para derrotar el 5 de junio al economista de centroderecha Kuczynski, de 77 años, quien obtenía el 21,56 % de los votos.

Fujimori y el exministro de Economía peruano deben ahora seducir a los electores de los rivales que quedaron en el camino en la primera vuelta.

La más dura de convencer será la legisladora izquierdista Verónika Mendoza, tercera en la elección con un 18,52 % de los votos, y que planteó cambiar la Constitución para debilitar a la élite empresarial y fortalecer el rol del Estado.

Kuczynski cargó el día después de los comicios contra Fujimori y su padre preso, en una antesala de lo que será la batalla en el balotaje. “Él ha sido condenado por crímenes de lesa humanidad”, dijo Kuczynski, pero se mostró dispuesto a apoyar una iniciativa del Congreso, que tendrá mayoría “fujimorista”, para que el expresidente cumpla su sentencia en casa por su edad.

Si bien la estrategia de Kuczynski debe ser atacar a Fujimori, en un plazo más largo es un riesgo por la abrumadora mayoría de su rival en el Congreso. “Lo único que le queda es levantar las banderas antifujimoristas”, dijo el analista Fernando Tuesta.

Según los resultados de un conteo rápido de Ipsos, la lista de Fujimori habría obtenido 68 de los 130 legisladores del Congreso unicameral. Los partidos de Kuczynski y Mendoza tendrían 20 parlamentarios cada uno, según Ipsos.

Fujimori promete fortalecer una economía que atraviesa una desaceleración por la baja de los precios de los metales, usando un fondo de estabilización y emitiendo deuda para financiar proyectos rezagados de infraestructura.

“Sabemos que tenemos que volver a pisar el acelerador del crecimiento económico para que llegue a las poblaciones más alejadas. Tenemos el mejor programa”, dijo Fujimori.

Sin embargo, la candidata deberá luchar en la segunda vuelta con un fuerte rechazo entre quienes creen que recibe órdenes de su padre y temen que lo indulte si es presidenta, algo que ella niega.

Un sondeo de Ipsos la semana pasada reveló que un 51 % de los peruanos “definitivamente” no votaría por ella y que Kuczynski le ganaría ajustadamente un balotaje.

La hija mayor del encarcelado expresidente autócrata Alberto Fujimori (1990-2000) se halla a las puertas, por segunda vez en cinco años, de ganar unas elecciones que podrían convertirla en la primera mujer en gobernar Perú, de la mano de su partido, el derechista Fuerza Popular.

Además, Keiko Fujimori se impuso en 17 de 26 regiones electorales en el país. No obstante, una victoria suya en la segunda vuelta no está garantizada, alertan los analistas.

“Kuczynski recibirá muchos votos antifujimoristas”, asegura el director de la consultora Vox Populi, Luis Benavente. “Habrá una segunda vuelta muy polarizada”, auguró este politólogo peruano.