Keiko Fujimori denuncia una “guerra sucia” a su campana

  Actualidad

Keiko Fujimori denuncia una “guerra sucia” a su campana

La candidata presidencial peruana Keiko Fujimori calificó ayer de “guerra sucia”, a tres semanas del balotaje, lo dicho sobre una investigación de lavado de dinero que le sigue el Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA) al secretario general de su partido, Joaquín Ramírez.

Un programa de América Televisión recogió el domingo el testimonio de un piloto peruano que reside en EE. UU., quien aseguró que grabó unas conversaciones con Ramírez que dieron pie a la investigación. Según el testigo, Ramírez se jactó de haber recibido $ 15 millones de Keiko para financiar su campaña del 2011.

Keiko negó tajantemente haber dado dinero a Ramíres. En Washington, la DEA aseguró en un comunicado que Fujimori no se encuentra bajo investigación ni ha sido nunca investigada por esta agencia de EE. UU. EFE