Jovenes ofrecen ayuda con teatro y ecologia

  Actualidad

Jovenes ofrecen ayuda con teatro y ecologia

Tareas. Los jóvenes artistas posan en una de las vistosas obras que hicieron con neumáticos usados.

Cuatro jardineras, dos maceteros, dos floreros y un gusano de recreación infantil adornan el malecón Siglo XXI, en la cabecera cantonal de Samborondón. Además, por los vistosos colores, los artículos atraen la atención porque la materia prima son neumáticos de varios tamaños.

La elaboración de los implementos es parte del proyecto Ecológico Infantil, cuyos protagonistas son 16 jóvenes que conforman el grupo teatral ‘Reestablo Samborondeño’.

Para cumplir con este objetivo, el Municipio de Samborondón donó a los chicos 58 llantas usadas, 15 galones de pintura, 20 plantas de la especie isora y tierra de sembrado.

Fueron dos semanas y media de trabajo, más de 12 horas diarias de dedicación. La entregaron el pasado 18 de marzo.

Los artículos han generado tal acogida que ya se planifica una nueva fase para otras áreas recreativas del cantón.

Pero ¿cuál es relación del teatro con la elaboración de estos implementos? los jóvenes coinciden en que mucha. Piensan que así aportan con la comunidad y con el ecosistema y les sirve como escenario abierto para sus representaciones.

Karen Gómez, una de las líderes, cree que el teatro es una oportunidad para que los jóvenes puedan expresarse, a la vez se mantienen ocupados en actividades positivas.

Con 13 años, Doménica Loor es una de las integrantes, a quien le atrajo la creatividad que ponen ‘sobre las tablas’.

Los chicos se han presentado en los diferentes escenarios de la cabecera, así como en planteles e instituciones.

También tienen invitaciones de Guayaquil, Bucay y de la parroquia La Victoria (Salitre).

Ellos solventan sus presentaciones con la animación de eventos. Publican sus actividades en su página de Facebook.

Entre las presentaciones destacan las dos visitas a Bucay. Los invitados fueron los pacientes del área de Nefrología del hospital Francisco de Icaza Bustamante, de Guayaquil.

“Los pequeños nos dieron una lección de vida... son héroes”, expresó Víctor Mariño, otro de los representantes.