Actualidad

Jornada de confusion en Universidad Estatal

Las denuncias contra Gulnara Borja se basan en un informe posintervención que la desmerece como ganadora de un concurso de méritos y oposición.

Dirigentes universitarios dicen que Gulnara Borja no reúne el perfil para ser rectora, pues solo tendría 10 meses como docente en Ecuador y el resto en una universidad de Brasil.

Un ambiente de convulsión y de disputa del rectorado reina en la Universidad de Guayaquil. El edificio administrativo, ubicado en la ciudadela Salvador Allende, amaneció ayer tomado por opositores de Galo Salcedo, quien tiene una resolución de destitución de su cargo como rector por parte de la Contraloría General del Estado.

Miembros de la Policía amurallaron el ingreso al edificio para evitar enfrentamientos entre los bandos que se disputan el rectorado de la universidad más grande del país.

Esta división se presentó luego de la revocatoria que hiciera, el lunes pasado, el Tribunal de lo Contencioso del fallo que permitía a Salcedo seguir en el cargo mientras continuaba su apelación a la determinación de la Contraloría. Desde ese día, también, se inició la búsqueda del nuevo titular de la alma mater.

Con el respaldo de representantes de facultades, estudiantes y trabajadores, Gulnara Borja, vicerrectora de Investigación, Gestión del Conocimiento y Posgrado, se posesionó en la mañana como rectora.

Al ingresar al despacho, en medio de gritos de apoyo, dijo que asumía el rectorado en la línea directa de subrogación ante la imposibilidad de Salcedo de seguir en esa función.

La designación fue cuestiona por el procurador de la universidad, Romel Martínez, quien aseguró que esta subrogación carece de validez jurídica, ya que el Consejo Universitario es la instancia que debe designar al rector subrogante. Por tanto, señaló, el rector sigue siendo Galo Salcedo, hasta que el fallo del Tribunal de lo Contencioso se ejecute y cuyo plazo fenece el jueves.

La situación se tornó confusa y los ánimos se caldearon en la universidad, por lo que el Consejo Universitario se autoconvocó para una sesión extraordinaria para tratar el tema.

No obstante, los delegados no pudieron ingresar a la sala de sesiones que funciona en el edificio administrativo, debido a que seguía tomado por simpatizantes de Borja y por la Policía; y porque además se produjeron enfrentamientos entre los manifestantes.

Pasada las 12:30, el Consejo Universitario sesionó en el auditorio de la Facultad de Educación Física, con la participación de 21 de los 34 delegados. Entre las autoridades solo se encontraba Lianet Alonso Jiménez, vicerrectora de Internacionalización y Movilidad Académica, quien llegó tarde a la cita, según dijo, por desconocer a tiempo la autoconvocatoria.

Luego de cuatro horas de debate, el consejo no resolvió la titularidad del rectorado y solo conformó una comisión para que en un plazo de 48 horas analice los perfiles de subrogación.

Subrogación sin resolver

El Consejo Universitario resolvió conformar una comisión para que revisen la documentación correspondiente a los perfiles de subrogación, conforme el artículo 45 del Estatuto Orgánico de la Universidad de Guayaquil, en el término de 48 horas y le informe sobre su cumplimiento. La resolución será dada a conocer al Consejo de Educación Superior (CES), Senescyt y a otros organismos y entidades. Además dejó insubsistente cualquier resolución no tomada en el seno del consejo.

La reacción del Senescyt

En un comunicado la Secretaría de Educación Superior hizo un llamado a que se respete el debido proceso y no recurrir, bajo ninguna circunstancia, a la violencia.

html