Jorge Glas insiste en unificar sus penas para dejar la cárcel

  Actualidad

Jorge Glas insiste en unificar sus penas para dejar la cárcel

Sus abogados dicen que más que pactos le asiste la ley.  Ni el Gobierno ni el correísmo aceptan acuerdo sobre el exvicepresidente

Glas-libertad-acuerdo
Procesos. Glas tiene sentencia de 6 años por el caso Odebrecht y de ocho años por Sobornos.Archivo/EXPRESO

Mientras en lo político existe un gran misterio, en lo legal hay más claridad. El futuro del exvicepresidente Jorge Glas y su posible salida de prisión depende todavía de algunos factores que podrían irse dilucidando en las próximas horas o incluso semanas.

El exfuncionario, que tiene sentencias ejecutoriadas en dos casos de corrupción, analiza con su equipo jurídico el momento oportuno para presentar un nuevo pedido de unificación de penas que le permitiría abandonar la cárcel de Cotopaxi, donde está recluido.   

A finales del mes pasado, el juez Santiago Vallejo, de la Unidad Penal de Latacunga, declaró “improcedente” la solicitud para unificar las penas. El argumento fue que sobre el exvicepresidente aún hay una sentencia de primera instancia de ocho años de prisión, no ejecutada, por peculado en la entrega del campo petrolero Singue.

Jorge Glas

Misión de la CIDH se reunió en la prisión con Jorge Glas

Leer más

El abogado Roberto Carranza, que asesora a Glas en la parte jurídica, dijo ayer a EXPRESO que luego de un diálogo con su cliente, decidieron dejar de dar detalles sobre la estrategia jurídica que aplicarán para que no se entorpezca.

Sin embargo, aclaró que la ley asiste a Glas para que vuelva a solicitar este recurso. “Vamos a analizar en qué estado se encuentra la situación. Lo vamos a solicitar más adelante, con una fecha no muy lejana volveremos a ingresar el pedido de pena única”, señaló.

La audiencia sobre el caso Singue debía desarrollarse el pasado 2 de diciembre, pero por justificación médica de una de las defensoras y la ausencia de dos abogados de Glas, fue diferida y se espera una nueva fecha para la instalación.

Carranza le dijo a este Diario que no conoce sobre la existencia de posibles pactos políticos en torno a la situación de Glas, pero aseguró que en lo jurídico tiene todo el derecho de que se le unifiquen las penas como consta en el Código Penal anterior, que es con el que fue sentenciado Glas.

Sobre el acuerdo político entre el Gobierno y el correísmo hay menos claridad. Las partes lo niegan. En entrevista con la cadena Ecuavisa, la presidenta del movimiento Revolución Ciudadana, Marcela Aguiñaga, negó cualquier pacto y dijo que más bien siguen siendo agredidos desde el Ejecutivo. Sobre Glas, señaló que le asisten todos los derechos para acogerse a la prelibertad.

Las autoridades gubernamentales no han hablado del tema, pero desde el bloque legislativo de CREO también niegan un acuerdo, algo poco creíble para Pachakutik, la Izquierda Democrática y algunos independientes.