Actualidad

Iran estrena otros tres pozos de crudo

El presidente Hassan Rouhani puso en marcha de forma oficial las primeras fases de los campos de Yadavaran y Azadegan Norte, al igual que el de Yaran Norte, que son compartidos con el vecino Irak.

Irán estrena otros tres pozos de crudo

Irán inauguró ayer tres yacimientos petroleros con una producción total de más de 220.000 barriles por día, en un momento en que el país sigue aumentando su bombeo tras el levantamiento de las sanciones occidentales por sus planes nucleares y en el que el resto de naciones productoras de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) busca la manera de regular la extracción diaria de crudo para sostener los precios.

El presidente Hassan Rouhani puso en marcha de forma oficial las primeras fases de los campos de Yadavaran y Azadegan Norte, al igual que el de Yaran Norte, que son compartidos con el vecino Irak.

Precisamente, es Irán el socio de la OPEP que se ha negado sistemáticamente a congelar su producción, como medida para impulsar los precios, ya que acaba de incorporarse de nuevo al mercado petrolero. La OPEP barajó la posibilidad de un acuerdo para limitar la producción que incluyese una excepción para el país persa, pero ninguna de las alternativas ha llegado a madurar lo suficiente como para recuperar la cotización petrolera.

Ecuador, junto con Venezuela, es uno de los países que más enérgicamente ha reclamado a sus socios de la OPEP una reacción conjunta -incluyendo a los productores que no sean miembros de la organización, como Rusia- para evitar los estragos económicos que los bajos precios del crudo están provocando en la economía del país que ha visto reducidos drásticamente sus ingresos de exportación en los últimos dos años, afectando al presupuesto anual.

De hecho, mientras se concreta o no un pacto petrolero, Ecuador ha optado por aumentar su extracción de petróleo amazónico para poder aumentar los ingresos.

Una estrategia que también han adoptado las compañías petroleras afectadas por el negocio a la baja. La española Repsol es una de las empresas, por ejemplo, que quiere continuar la búsqueda de reservas petrolíferas en las aguas de Guyana. Se une así a otras empresas que han solicitado permiso al Gobierno de Guyana para continuar con las prospecciones petrolíferas en sus aguas, atraídas por el anuncio de Exxon Mobil del pasado mes de junio de un hallazgo importante de crudo en la zona.

Por otro lado, en Perú se han registrado dos nuevos derrames de petróleo en la Amazonía este fin de semana por sendas fugas en el Oleoducto Nor Peruano (ONP), operado por la petrolera estatal Petroperú. Con estos dos nuevos casos ya son trece derrames de crudo acontecidos en lo que va del año por roturas en el Oleoducto, la mayoría causados por cortes que hacen personas ajenas a la instalación, según Petroperú, que califica estas acciones de “atentados”.