Actualidad

La investigacion que enturbia a Castillo

Antecedente. Castillo inició su carrera en el club Norteamérica y nunca se desligó al momento de ser transferido.

Figura. Byron Castillo cerró la temporada 2018 consolidándose como el lateral derecho del club amarillo y siendo la revelación de Barcelona.

“Hubo gente que quería verme mal, pero eso en nada me perjudicó y ahora miren en dónde estoy”. Sin mostrar culpabilidad alguna y consciente de que su nivel deportivo era uno de los mejores del plantel amarillo, Byron Castillo respondió a EXPRESO en una entrevista realizada en marzo de este año, cuando se le preguntó por los casos de adulteración de documentos en los que se lo involucraba.

Ayer su actitud cambió y aseguró a este Diario no estar al tanto de lo sucedido luego de que la información se filtrara en redes sociales y se confirmaran aquellas sospechas, las mismas que después de varios meses de investigación concluyeron que la nacionalidad del lateral canario es colombiana, según una fuente de la Ecuafútbol consultada por EXPRESO.

“Antes no teníamos los documentos necesarios, pero se presumía que era colombiano. Ahora ya los pudimos conseguir, junto con la declaración del jugador”, agregó.

El punto de partida de una infracción que aparenta tener desenlace tres años después fue en febrero de 2015, cuando Castillo formaba parte de una lista de futbolistas menores de edad investigados por la Federación Ecuatoriana de Fútbol por presunta falsificación de identidad.

En julio de ese mismo año el defensor fue separado de Emelec, club que lo había adquirido a préstamo y con el que no superó los filtros, según alegó el Bombillo en un informe presentado.

Dos meses después, su panorama dio un giro de 180 grados y se le otorgó la cédula ecuatoriana, luego de haber superado los requerimientos de la FEF. En medio de ese vaivén de discursos y posturas, el jugador reapareció en el radar de las sospechas al ser separado del Sudamericano Sub-20, en febrero de 2017. Todo siguió igual y Castillo continuó jugando en Barcelona, club que para entonces lo respaldó.

Este Diario se comunicó con Galo Sánchez, presidente de la Comisión de Disciplina de la FEF, pero no se obtuvo respuesta. Sin embargo, el marcapunta tendría que presentarse el 8 de enero ante la Ecuafútbol, a la espera de una sanción que podría ir desde los seis meses hasta los tres años de suspensión, según el reglamento de la entidad. JMS-SDP

Otros casos

Domínguez

El portero de la selección ecuatoriana de fútbol, Alexander Domínguez, en 2012 recibió una sanción de dos años (solo cumplió seis meses) por suplantación de inscripción en Esmeraldas. No se analizó su nacionalidad.

Rinson López

El que fuera futbolista de El Nacional, Rinson López, fue sancionado seis meses en 2017 tras confirmar él mismo que era de nacionalidad colombiana. “Cometí un error”, dijo en su momento.

Moreno

En 2017 el futbolista, entonces de Emelec, falsificó documentos y cambió su nacionalidad (colombiana) por la ecuatoriana. Recibió seis meses de sanción, por colaborar en la investigación.