La informal y primera procesion en la ciudad

  Actualidad

La informal y primera procesion en la ciudad

El primer devoto que se acercó hasta la imagen del Cristo fue un adolescente, vendedor informal, que se sorprendió al darse cuenta de que justo en la esquina donde comúnmente vende agua embotellada (Portete y la 29) una luz roja detuvo al convoy que tr

Inicia el desmontaje. El convoy se estaciona a un costado del parque conocido como La Pista, ubicado junto a un ramal del estero Salado. Ahí se construyó el templete donde se colocará la imagen.

El primer devoto que se acercó hasta la imagen del Cristo fue un adolescente, vendedor informal, que se sorprendió al darse cuenta de que justo en la esquina donde comúnmente vende agua embotellada (Portete y la 29) una luz roja detuvo al convoy que trasladaba las piezas del gigantesco monumento.

Se acercó y levantó su mano para tocar los pies. Esto sucedía mientras otros transeúntes, también sorprendidos por lo que observaban, tomaban fotos con sus celulares y se persignaban desde lejos.

Luego de un viaje de más de 20 horas, a las 13:40 los tres carros (en dos viajaban las piezas de la imagen, mientras otro traía equipo de trabajo) arribaron al límite fronterizo entre Daule y Guayaquil: Puente Lucía. Unos kilómetros antes lo esperó un patrullero de la ATM, para resguardar el traslado.

A las 14:29 ingresó al suburbio oeste por el puente Portete. Antes, luego de recorrer la vía a Daule, tomó la Perimetral.

Es en la parte del suburbio donde el viaje vuelve a complicarse. Antes de esto, con una velocidad de 60 a 80 kilómetros por hora, el tráiler que traía el cuerpo del Cristo viajó sin complicaciones. Igual el camión en el que viajaban los brazos.

Calles estrechas, cables de telefonía y de electricidad a baja altura, semáforos... No fue fácil, y eso lo confirmó Rodrigo Mena Sánchez, nacido en Lago Agrio, de 45 años (22 como transportista), quien condujo desde Quito el tráiler. “Muchas vueltas. Hubo que esquivar tantos obstáculos”.

Su compañero de viaje, Carlos Guerra, comentó algo igual. Pero “fue un viaje lindo”, dice. Como buen católico, asegura que nunca se sintió tan emocionado trasladando lo que llamó “una carga muy hermosa”.

Justo luego de cruzar el puente Portete, más unidades de la ATM se sumaron al operativo. Mientras unos cercaban bocacalles, otros dirigían a los conductores para que fueran salvando los obstáculos.

A las 15:30 el convoy con la imagen arribó al sector de La Pista, el lugar donde comenzó a ser desembarcado. “Ya estamos aquí finalmente. Ahora tocará armarlo antes de instalarlo en su altar”, indicó Nixon Córdova, el artista que creó la monumental obra.