Actualidad

Un incendio en una procesadora de mariscos movilizo a 150 bomberos en el sector norte

A las 03:31 de este martes el sistema ECU-911 emitió un reporte por un conato de incendio que se presentaba en el sector de Mucho Lote, en la avenida Isidro Ayora.

Incidencias. Varios bomberos ejecutan labores de control en el lugar.

A las 03:31 de este martes el sistema ECU-911 emitió un reporte por un conato de incendio que se presentaba en el sector de Mucho Lote, en la avenida Isidro Ayora.

Unidades del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil fueron movilizadas al lugar con un nivel de alerta 1. En el sitio, el escenario del siniestro pasó del nivel 1 al 3. El máximo es 4.

El fuego consumía, según se supo cuatro horas después, cartones y fundas plásticas que estaban amontonados en la bodega de una empacadora de mariscos, ubicada en la avenida Isidro Ayora, entre la vía a Daule y la avenida Francisco de Orellana.

Hasta pasadas las 08:00, una parte de los 150 bomberos que fueron destacados al lugar a combatir el fuego seguía trabajando en el operativo.

Sin embargo, los elementos del Cuerpo de Bomberos tardaron más de hora y media en controlar el incendio.

Inicialmente, se mencionó que una repentina explosión dentro de las instalaciones de la procesadora de mariscos propagó el fuego.

“Pudimos trabajar sin ningún inconveniente. Los dueños de la fábrica también nos han dado todas las facilidades. También nos ayudaron mucho los solares contiguos al incendio”, dijo casi al final del operativo Martín Cucalón, el primer jefe del Cuerpo de Bomberos.

En un inicio costó controlar las llamas. Esto determinó que en su momento la emergencia sea declarada de nivel 3. El máximo valor es 4, lo que supone la concentración del mayor número de recursos posibles.

La empacadora funciona aledaña a una empresa importadora, que a esa hora tenía personal en labores, por lo que los bomberos ordenaron la evacuación del edificio.

La primera alerta del incendio la emitió el sistema de cámaras de videovigilancia del Centro Zonal ECU-911 Samborondón, que visualizó una columna de humo. Se supo que adicionalmente esa central de emergencias recibió siete llamadas de personas que habitan en los alrededores o que cruzaban por el sector.

Se conoce que durante la emergencia no se reportó que haya personas heridas, ni por parte de los bomberos ni civiles. Los daños cuantificados se relacionan con objetos materiales y parte de la infraestructura de esta compañía. RGS