Lo mas importante es proteger las vidas

  Actualidad

Lo mas importante es proteger las vidas

Lo más importante es proteger las vidas

Jaime Nieto nació en un lugar donde los terremotos han sido tan devastadores, como el que acaba de sufrir el Ecuador el mes pasado. Por eso este ingeniero civil mexicano escogió esta carrera en la universidad para trabajar o contribuir de cualquier manera a que en el mundo se hagan “construcciones más seguras”.

Antes de graduarse en la Universidad, Nieto ya trabajaba en obras. Luego, con el título en la mano, se inició como ingeniero en Sísmica Jr. y hoy trabaja como gestor o gerente de proyectos para Mageba, un grupo creado hace tres años “para impulsar el desarrollo antisísmico en toda Latinoamérica”.

Este cargo le permite visitar los países de la región donde esta empresa es invitada a participar en obras de ingeniería de todo tipo, a través de diseños de estructuras con protección contra terremotos.

Al Ecuador también suele venir a supervisar construcciones que se levantan con nuevas técnicas sismorresistentes, como la instalación de aisladores de energía sísmica. Pero aunque en México la norma constructiva es mucho más estricta que en países como el nuestro, esta aún no especifica o exige la instalación de dispositivos especiales, lamenta el técnico de rostro serio y jovial.

“Hay una falta de integración de este tipo de sistemas en Latinoamérica -subraya-, pero poco a poco se irán integrando y los diseñadores e inversionistas, sobre todo, se están animando cada vez más, porque ven muchos resultados, como el hecho de proteger vidas e inversiones”.

Pero el construir bien no lo es todo. Además, hay que saber dónde levantar un edificio. Nieto dice que si bien los suelos de Ciudad de México son de alto riesgo sísmico -por haber sido levantada sobre una laguna-, “también hay suelos rígidos y zonas de transición donde el suelo va cambiando y creo que en Guayaquil hay algo parecido”.

Que contra la naturaleza no se puede hacer nada, insiste este ingeniero, quien urge más investigación e innovación para protegernos de ella. Si estamos en desarrollo y en zona sísmica, preparémonos, lo económico no es lo más importante, insiste Nieto, quien ha participado en grandes proyectos de construcción, como el nuevo puente St. Croix Bridge en Minnesota, EE. UU. y la ampliación del puente Bayonne Bridge, en Nueva York. También en proyectos de disipación sísmica por medio de amortiguadores para edificios en su país.

Nieto no descansa y nunca para en un solo sitio. Dice que siempre le ha gustado estar donde se le necesite, especialmente donde los riesgos sísmicos acechan.