Actualidad

Iberia dejara de volar de Espana hasta Guayaquil

Por la “dificultad de rentabilizarla en la actual coyuntura del mercado”, Iberia ultima su programa para el verano 2017 (abril-octubre), con cambios en sus operaciones con Ecuador que dejan fuera a los vuelos directos hasta Guayaquil.

Iberia dejará de volar de España hasta Guayaquil

Por la “dificultad de rentabilizarla en la actual coyuntura del mercado”, Iberia ultima su programa para el verano 2017 (abril-octubre), con cambios en sus operaciones con Ecuador que dejan fuera a los vuelos directos hasta Guayaquil.

La medida busca “hacer las conexiones más sostenibles”.

En un comunicado la línea aérea anunció que dejará de ofrecer la operación triangular Madrid-Quito-Guayaquil-Madrid. “A partir de esa fecha, desde Guayaquil la aerolínea seguirá ofreciendo vuelos directos en código compartido con su socio en Oneworld, LATAM Airlines Group”.

Iberia se considera la primera compañía de España y líder en las rutas entre Europa y Latinoamérica. Ofrece alrededor de 600 vuelos al día a medio centenar de países de Europa, América, África, Oriente Medio y Asia, con una flota de 134 aviones.

Es miembro de la alianza Oneworld, que ofrece más de 14.000 vuelos diarios a cerca de 1.000 aeropuertos.

La empresa ofrecerá desde Guayaquil vuelos en conexión vía otros aeropuertos, entre ellos Quito, Bogotá o Panamá. Vía la capital del Ecuador, la compañía dispondrá de seis conexiones directas a la semana con Madrid, y más allá de Madrid a otros 100 destinos en Europa, África, Asia y Oriente Próximo.

“Con esta decisión, la aerolínea busca hacer más sostenible la ruta, en un contexto de sobreoferta y de ralentización económica, al mismo tiempo que garantiza el mejor servicio posible al cliente”, señala el comunicado.

Para Iberia, “Guayaquil sigue siendo un mercado importante”, por lo que mantendrá su estructura comercial en esta ciudad.

Mientras la empresa española decide, Air Europa está por terminar la remodelación de lo que serán sus oficinas en la terminal aérea José Joaquín de Olmedo.