Un hombre fue hallado maniatado y en estado de descomposición en El Oro

  Actualidad

Un hombre fue hallado maniatado y en estado de descomposición en El Oro

La víctima habría sido torturada, los asesinos trataron de hundirlo en el mar. No se logra identificar a la persona

CUERPO EL ORO
Rescate. La víctima fue llevada a la morgue mientras se la identifica.Cortesía

Por un tatuaje en el cuello, así como por las prendas de vestir, un jean con parches, una camiseta con estampados, un bóxer rojo y zapatos deportivos grises con colores amarillo y café, pretendían identificar al cadáver que fue sacado del mar, por el sector El Bravito, jurisdicción de Santa Rosa, en la provincia de El Oro.

salsoteca

Otro hecho de sangre se registró en una salsoteca guayaquileña

Leer más

La ciudad se vuelve a manchar por un nuevo acto de violencia, en esta ocasión se desconoce a la persona fallecida y a su verdugo.

La víctima estaba en estado de putrefacción cuando fue localizada, el viernes, por pescadores que salieron desde Puerto Bolívar, en Machala, a realizar su faena.

Se presume que estuvo alrededor de tres días en el agua.

Los artesanos reportaron la presencia del bulto y personal de la Fuerza Naval acudió a recuperar el cadáver y en una lancha lo llevó hasta el muelle de la Subsur en el Liceo Naval.

Después que dispuso el traslado del cuerpo hasta el Centro Forense, la fiscal Alexandra Espinoza dijo que se analizarán los restos.

Hasta ayer, los investigadores cotejaban las características del occiso con las diferentes personas, alrededor de 100, reportadas como desaparecidas en la provincia.

“Por el estado del cuerpo no se pudo determinar si fue torturado, en la autopsia se conocerán las causas de su muerte”, precisó Marco Egas, jefe de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) de El Oro.

FAMILIARES CONSTERNADOS EN LA MORGUE DE DAULE

Una mujer falleció en el interior de un bus en Daule

Leer más

El desafortunado hombre tenía amarrados los pies y, además, le habían sujetado las manos hacia atrás y a su cintura, con un cabo, le habían atado un pedazo de concreto.

Al parecer, los asesinos trataron de dejarlo hundido, pero por descenso de la marea quedó al descubierto y fue visto por los pescadores. Peritos tratan de establecer quién era la víctima, pero hasta el cierre de esta edición se desconocía el nombre del asesinado.

“Qué miedo da que ocurran esta clase de cosas en nuestra ciudad. Ya no hay ciudades seguras en el Ecuador”, dijo uno de los curiosos que se acercaba al sitio.