Asesinan a líder social colombiano que ayudaba a identificar víctimas de FARC

  Actualidad

Asesinan a líder social colombiano que ayudaba a identificar víctimas de FARC

El líder social contribuyó para que la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas la JEP avanzaran en las labores forenses de recuperación de 46 cuerpos no identificados.

04f41647ff5ae444c8f00aceb93c40a3ace8a035w
Expertas forenses de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) , en una fotografía de archivo.EFE

Willington Hernández, un líder social que ayudaba a identificar víctimas de la violencia de las FARC, fue asesinado en el departamento colombiano del Caquetá (sur) luego de presidir una reunión con la comunidad, informó este miércoles la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

La JEP, surgida del acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Gobierno colombiano y la extinta guerrilla de las FARC, recordó que Hernández, asesinado el martes, era el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio El Centro de La Unión Peneya, del municipio La Montañita, departamento de Caquetá.

WhatsApp Image 2021-11-10 at 14.38.34

Guayaquil: Tratan de controlar disturbios en la Penitenciaría

Leer más

El líder social contribuyó para que la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas (UBPD) y la JEP avanzaran en las labores forenses de recuperación de 46 cuerpos no identificados en el cementerio de la Unión Peneya, que podrían corresponder a personas desaparecidas y niños reclutados a la fuerza.

Hernández también fue determinante para que las víctimas del conflicto armado se acercaran a la UBPD y a la JEP en búsqueda de atención, recordó en el comunicado la justicia transicional.

"Durante los últimos años Willington Hernández trabajó para que la construcción de la paz fuera una realidad en esta región históricamente afectada por la presencia de actores armados y la precaria presencia estatal", subrayó la JEP.

Además, el líder asesinado fue también una pieza clave de la comunidad para ayudar al retorno y la reconstrucción de proyectos de vida tras el desplazamiento masivo al que la gente de Unión Peneya se vio sometida en enero de 2004.

Aunque no se sabe aún los responsables de su asesinato, en la zona de La Montañita y otros municipios cercanos hay presencia de un grupo de disidencias de las FARC.

La JEP condenó el asesinato e hizo un llamado a las instituciones correspondientes para investigar y sancionar a los "responsables de este hecho que enluta no solo a la comunidad de La Unión Peneya sino a toda Colombia".

Según los datos del Instituto de Estudios para el Desarrollo de la Paz (Indepaz), con Hernández serían 152 los líderes y defensores de derechos humanos asesinados en lo que va de año y 1.267 desde la firma del acuerdo de paz.