Guardametas a costo de GOLEADOR

  Actualidad

Guardametas a costo de GOLEADOR

Evitar goles resulta tan importante como marcarlos. Por eso los clubes no escatiman en recursos económicos cuando se trata de adquirir un buen arquero.

Jordan Pickford, Everton, traspasado el presente año por 35 millones de dólares.

Atajadas que significan goles. Esta es una frase que se atribuye a los porteros que hacen posible lo imposible y ahogan el grito de gol con reacciones felinas como el mejor de los acróbatas. Esos son los guardametas que marcan diferencias.

Algo así pensó la Juventus que pagó al Parma 62 millones de dólares en 2001 por el traspaso de Gianluigi Buffon. Esta cifra aún permanece como la más alta pagada por un arquero. Aquella millonaria venta fue vista con extrañeza alguna vez, un caso aislado en un mercado que nunca había arrojado esa tasación tan elevada para una posición tan trascendental en el juego. Sin embargo, el inicio del mercado veraniego en Europa ha visto alterada esta tendencia, agitada por la inflación que está generando el poderío económico de la Premier.

Los movimientos habidos delatan que hay clubes que no escatiman para pagar traspasos de porteros a precio de goleador. El Manchester City ha desembolsado 46 millones de dólares al Benfica por el arquero brasileño Ederson (23 años). Esta ha sido su primera temporada en el primer equipo lisboeta y no ha alcanzado la internacionalidad.

El Everton de Ronald Koeman se ha hecho con los servicios del inglés Jordan Pickford (23 años, del Sunderland) por 35 millones de dólares y solo cuenta con una llamada de la selección absoluta. En España, el traspaso más caro de la historia corresponde al pagado por el Atlético de Madrid al Benfica por Jan Oblak y fueron 19 millones de dólares. Ahora, ante cualquier intentona por ficharle en el Atlético, remiten a su cláusula de rescisión, cifrada en 115 millones de dólares.

“Hace tres temporadas el Barcelona fichó a Ter Stegen y a Claudio Bravo por 14 y 15 millones de dólares. Porteros con un mismo perfil que el de Ederson”, dice Andoni Zubizarreta, actual director deportivo del Olympique de Marsella. Por un precio cercano (12 millones de dólares), el Chelsea ha traspasado a su portero suplente Begovic al Bournemouth, sin tener la trayectoria de Bravo ni el potencial que se le suponía a Ter Stegen. Zubizarreta apunta a la inflación del mercado y a la novedad que supone que esas cantidades estén siendo destinadas a las porterías. “Es un síntoma de cómo está el negocio. Creo que los porteros, como seres diferentes en esto del fútbol y que solo parecían que eran valorados por especialistas en ellos, son los últimos que se han incorporado al mercado en mayúsculas”, reflexiona Zubi.

En esta tesitura hay un patrón. Todos son porteros jóvenes. El parámetro de la juventud choca con la idea establecida de que hasta los 27 o 28 años los guardametas no han alcanzado la plena madurez. “¿Y cuántos años tiene Mbappé y se habla de que se puede pagar 160 millones de dólares por él? Si hay rendimiento presente y el potencial de futuro es grande, ¿por qué no pagar esos precios por los porteros?”, defiende Paco Buyo, exgolero del Real Madrid.

“En un equipo hay dos jugadores decisivos, el goleador y el portero. Tener un buen meta es tener un tesoro, los éxitos se construyen desde atrás”, abunda Buyo. Varios agentes de jugadores y analistas consultados coinciden en la irrupción de los porteros en las grandes transacciones como algo que será más habitual en los próximos años. “Los partidos se ganan en las áreas. Hay un cambio en la valoración de los porteros y nos tenemos que acostumbrar. Tan importante es tener a Griezmann como a Oblak”, opina un agente de jugadores, que también establece una escala de precios: “Un buen portero internacional puede costar entre 20 y 30 millones. Si hablamos de los que están entre los cinco mejores, el precio va de 50 en adelante”.

Leyenda

Lev Yashin, considerado como el mejor arquero de todos los tiempos, es el único portero en conseguir el Balón de Oro (en 1963).

Donnarumma, ¿el más caro de la historia?

Con 18 años, el portero italiano Gianluigi Donnarumma ha desatado una revolución. Bastó que decida no renovar con el AC Milan para que sea repudiado por los hinchas del club y anhelado por grandes equipos de Europa como el Real Madrid, Barcelona, Paris Saint-Germain, Manchester United, entre otros.

Esto mientras que los directivos milanistas esperan que reconsidere su decisión. Así lo expresa Marco Fassone, quien aguarda una respuesta definitiva de Donnarumma sobre su renovación “en pocos días” y se mostró optimista. “Ya falta poco, él está citado para la pretemporada el 11 de este mes. Espero que en pocos días haya una respuesta y ojalá sea positiva”, dijo Fassone.

El consejero delegado subrayó que el club “dejó una puerta abierta” a Donnarumma incluso después del primer rechazo del arquero, el 15 de junio, e informó que la nueva propuesta “ha sido modificada” para acercarse a los deseos del futbolista. En caso de ser vendido, el negocio se hará a cambio de 90 millones de dólares, con lo que se convertirá en el meta más caro de la historia.