La gran feria portena festeja con sus colonias extranjeras

  Actualidad

La gran feria portena festeja con sus colonias extranjeras

5 dólares es el valor de la entrada a la feria. Y $ 2,50 para niños y personas con discapacidad.

Inauguración. Los cien bailarines de las diferentes culturas y países se acomodaron en el escenario para recibir los aplausos del público.

Guayaquil es una ciudad conformada por porteños de nacimiento y por quienes echaron tierra a sus raíces desde otras regiones del Ecuador y del mundo.

Por ello, ayer al mediodía la Gran Feria de Guayaquil abrió sus puertas al público con un homenaje artístico que representa la tradición de las colonias extranjeras y de tres regiones del país.

Un grupo de baile tropical y luego uno de pasillo fueron parte de la puesta en escena de la cultura local, que inauguró la feria porteña.

Luego, por turnos, se presentaron los bailes típicos de la Costa, Sierra y Oriente del Ecuador. Pero Guayaquil está de fiesta y la celebración continuó con los bailes típicos de argentinos, chilenos, peruanos, colombianos, mexicanos, italianos, españoles, árabes y chinos.

“Esto es Guayaquil. El show es un homenaje a las colonias extranjeras que llegaron aquí desde la época de la Colonia y formaron su familia, tuvieron hijos que ahora son guayaquileños de nacimiento y extranjeros por su generación. Todos ellos han contribuido al progreso y al bienestar de Guayaquil”, manifestó Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública de Turismo Municipal.

Asimismo, la funcionaria indicó que esta feria es el evento más importante dentro de la agenda de festejos octubrinos de la ciudad preparada por el Cabildo, y un espacio preciso para mostrar la cultura, el emprendimiento, el arte y el comercio del Puerto Principal.

Las miradas de los espectadores e invitados al evento, fijas en la tarima, delataban la sorpresa y el disfrute de la inauguración. Uno de ellos, Joey Montana, cantante panameño del género urbano e invitado internacional, quien se presentará hoy a las 21:00 en la feria y siguió el ritmo de la música cambiante de la interculturalidad, con la punta de su zapato.

La feria, ubicada en un espacio de 11.964 metros cuadrados del Centro de Convenciones, espera recibir a un aproximado de 85.000 personas este año, y ofrece a sus visitantes 250 stands, donde se expone la historia de la urbe, actividad turística, inmobiliaria, artesanías, gastronomía y la zona de chocolate.

Asimismo, por esta ocasión se ha abierto un espacio de comidas en el exterior del Centro de Convenciones, con puestos de comida rápida y de los locales ganadores de la Feria de las Huecas ‘Raíces’ 2018.

Emit Cedeño, asistente guayaquileño que recién llegó con su familia de los Estados Unidos para disfrutar de las fiestas de la ciudad, dijo haber quedado “maravillado” por la variedad de productos de la feria. “Me siento muy orgulloso de mi ciudad. Aún no sé qué es lo que vamos a comprar, pero de aquí me voy con algo”, agregó entre risas.

Ese show intercultural no se quedó solo en el escenario de inauguración, pues a lo largo de un pasillo, una banda musical de la cultura de los tsáchilas de la provincia de Santo Domingo se instaló para seguir con la fiesta, mientras que los asistentes escogían sus atuendos, artesanías o uno que otro postre para llevar a casa, en medio de la cultura.