Actualidad

Gomez ya tiene a la base de la Tri

Bolillo consideró a medio centenar de futbolistas para seis amistosos y un microciclo. El equipo toma forma para la Copa América.

El director técnico de la selección de fútbol de Ecuador, Hernán Darío Gómez (c), en uno de los entrenamientos de la Selección Nacional.

En números, el saldo de la Selección Nacional, bajo el mando de Hernán Darío Gómez, es positivo. Su rendimiento es del 72,22 %.

Desde que asumió la Tricolor, el 1 de agosto, Bolillo ha dirigido seis partidos. Ganó cuatro, empató uno y perdió otro.

En este lapso, el entrenador colombiano ha observado de cerca a 51 jugadores. La mayoría del fútbol local.

En los primeros cuatro partidos hubo un denominador común: no se consideraron a futbolistas de equipos que estaban peleando en la parte alta de la tabla, debido a que el torneo no se paralizó. Eso mermó, por ejemplo, el rendimiento en la gira por Catar.

Solo en los dos últimos juegos Bolillo convocó a lo que consideró lo mejor. Inclusive se suspendió el campeonato nacional y se llamó a la máxima figura, Antonio Valencia.

De todas las convocatorias, sin embargo, Gómez destacó la convivencia. Para él, ese es el punto de partida para la conformación del equipo que estará en Copa América y eliminatorias para el Mundial de Catar.

“La vida no es solo ser arquitecto, médico o futbolista, es muy importante ser profesional como persona. Y de eso se trata. Es muy importante que exista unión, que exista buena energía”, dijo Gómez ayer al llegar al país tras los partidos contra Perú y Panamá.

Bolillo considera que en ese aspecto se ha cumplido un gran trabajo.

La otra arista, la futbolística, está todavía muy lejos del objetivo. Si bien tiene una base, con la que ha tratado de imprimir un estilo, todavía no tiene un equipo definido.

Juan Carlos Burbano, mundialista en 2002, resalta la apuesta de tres volantes mixtos, que “sumado a dos alas y un punta podría ser muy efectiva para defensa y ataque”.

Según él, de esa manera se podría defender hasta con diez y atacar con cinco.

“El volante que va delante de la línea de cuatro y detrás de dos volantes mixtos es una idea muy interesante, habrá que seguirla probando”, dijo.

Para Fabián Paz y Miño, también exseleccionado, los dos últimos partidos ameritan un análisis porque Ecuador contó con los experimentados. “Se nota la diferencia cuando están los jugadores más aptos para cada uno de los puestos. Creo que Gómez ya tiene una idea del equipo”, dijo.

html