Actualidad

El Gobierno, al límite de su crédito político

Su receta resulta repetitiva frente a propuestas previas estériles. Sin embargo, un adelanto electoral está descartado hasta por la oposición

moreno
El presidente Lenín Moreno conversar con la ministra de Gobierno, María Paula Romo.API

Más de lo mismo. Las medidas económicas anunciadas para enfrentar la crisis provocada por el coronavirus convencen poco. Es que no es la primera vez que el presidente Lenín Moreno, en sus casi tres años de mandato, ha enfrentado momentos tensos que busca apaciguar con el mismo jarabe que ya no surte el mismo efecto.

Reunión de empresarios

El sector productivo observa con cautela las medidas económicas

Leer más

El crédito político del presidente Moreno ya no es el mismo desde que empezó su mandato en mayo de 2017. Desde el sector económico piensan que las medidas son más de lo mismo, no crean confianza en el mercado y no lograrán solucionar el problema. Mientras que desde el sector político también lanzan puntas a las nuevas medidas, pero no al grado de colocar sobre la mesa la idea de que el primer mandatario, ya no sujeto de crédito, tenga que adelantar la entrega de la banda presidencial con elecciones anticipadas.

Guillermo Lasso, líder del movimiento CREO y precandidato presidencial para los comicios de 2021, cree que adelantar elecciones solo provocará más incertidumbre sobre la economía de la que el nuevo virus ya provoca.

Lo que más requiere el Ecuador en este momento es que el Gobierno gobierne, se concentre en gobernar y tome las decisiones que ayuden a que el Ecuador reduzca su riesgo país y de esa manera facilitar el acceso a los mercados internacionales. Y por otro lado, conservar un buen valor de los activos del Estado ecuatoriano.

Guillermo Lasso, líder del movimiento CREO y precandidato presidencial.

Gustavo Larrea, líder del movimiento Democracia Sí y también eventual aspirante a la presidencia, tampoco considera que el adelanto de elecciones sea una opción. 

Incluso el propio Consejo Electoral tiene dificultades internas. Eso no tendría ningún sentido. Hay que generar estabilidad y no desestabilizar. No hay que jugar al golpismo, detrás del cual está el grupo corrupto y autoritario que gobernó la década pasada.

Gustavo Larrea, líder del movimiento Democracia Sí y precandidato presidencial.

Quien también descarta esa opción es Andrés Páez. El exasambleísta, excandidato vicepresidencial y eventual contendor para las presidenciales, cree que el presidente Moreno debe terminar su mandato e intentar solucionar el problema que tiene entre sus manos.

“Quien se mete a terciar en una elección presidencial y gana, y además con fraude, tiene que asumir su responsabilidad hasta el último de sus días. Adelantar elecciones no es la solución para resolver la crisis”

Andrés Páez, precandidato presidencial.
Grafico
Medidas de austeridad

Aunque los consultados coinciden en que Lenín Moreno debe terminar su mandato, también hay voces de desconfianza en la efectividad de sus medidas. El jefe de Estado tiene en contra la experiencia poco productiva de la austeridad anunciada desde 2017.

Coronavirus in Italy(31397987)

Coronavirus: Italia cierra todas las actividades comerciales

Leer más

En septiembre de ese año, Moreno hizo una serie de anuncios. Habló de fusiones, eliminaciones, recortes y controles. Algunas acciones se cumplieron de inmediato, otras tardaron un par de meses y un número significativo de ellas aún no aterrizan.

En la lista de incumplimientos está, por ejemplo, la venta de vehículos de alta gama que tienen las entidades públicas. El Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar) fue designado como el recolector de vehículos del Estado para subastarlos y generar más fondos para el gobierno. Tal y como publicó EXPRESO el mes pasado, las instituciones no cumplen con la entrega de sus autos porque, según sus voceros, los carros se utilizan para proyectos específicos.

No es el único incumplimiento. Las entidades no obedecen al presidente en la entrega de bienes inmuebles que son improductivos. Hay terrenos, locales, oficinas, departamentos, parqueaderos y otros espacios desperdiciados y subutilizados que no han sido entregados, tras casi tres años, a Inmobiliar.

Entre los puntos pendientes también hay reglamentos para la distribución de cargas laborales en empresas petroleras y un control más estricto en la asignación de telefonía celular para altos funcionarios.

Que la austeridad previa haya sido incumplida hace pensar que esta vez no será diferente. No por una desobediencia explícita (solamente), sino porque hay trámites que no se pueden resolver de la noche a la mañana.

Moreno, entre sus ofrecimientos de ahorro, manifestó que fusionaría las empresas Petroamazonas y Petroecuador, pero hasta la fecha esa promesa no se ha cumplido porque las petroleras no cuentan con sistemas similares y hay problemas que impiden una unión en el mediano plazo.

La ambigüedad es otro síntoma de desconfianza. Las autoridades no han detallado los nombres de las instituciones que eliminarán ni los plazos para hacerlo. Más de lo mismo... y sin crédito político.

La Conaie, en sesión ampliada

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) convocó a un consejo ampliado para analizar las medidas económicas del Gobierno Nacional y emitir un pronunciamiento. Yaku Pérez, prefecto de Azuay y dirigente del movimiento indígena, considera que las decisiones gubernamentales no solucionan el problema en su totalidad, solo lo “prolonga y agoniza”. “Nuestra propuesta es un cambio estructural, una política fiscal y económica. Además de temas emergentes como reducir a la mitad los sueldos de ministros, viceministros, asambleístas. No perjudicar a los (servidores públicos) que ganan menos de 1.500 dólares con descontarles el 4 %”. El encuentro será hoy en el cantón Baños.