General que demando la ley del Issfa ira a consejo de disciplina

  Actualidad

General que demando la ley del Issfa ira a consejo de disciplina

“Brotes de indisciplina”. Esa es la justificación del Ejecutivo para haber cesado, al menos, a ocho miembros de la cúpula militar. Lo dijeron el presidente Rafael Correa y el ministro de Defensa, Ricardo Patiño.

Cita. El ministro Ricardo Patiño se reunió con trabajadores y las cuatro organizaciones sindicales del Ministerio.

“Brotes de indisciplina”. Esa es la justificación del Ejecutivo para haber cesado, al menos, a ocho miembros de la cúpula militar. Lo dijeron el presidente Rafael Correa y el ministro de Defensa, Ricardo Patiño.

“El cambio era necesario para establecer niveles de suficiente liderazgo en las Fuerzas Armadas, para poner en orden las cosas”, dijo ayer el ministro, en Quito. “Somos institucionalistas pero también nos hacemos respetar. Entiendan que aquí hay un comandante en jefe”, había dicho Correa, la noche del martes, en Portoviejo.

Los funcionarios públicos volvieron a acusar a los oficiales removidos de haberse dedicado a la política. Los acusaron de, supuestamente, aliarse con candidatos de ‘extrema derecha’ como Cynthia Viteri, del PSC, y Guillermo Lasso, líder de CREO.

En el mismo tono, Patiño agregó que no puede tolerarse la indisciplina porque con ello entran en una situación de absoluto riesgo, “y el presidente tenía que hacer esos cambios para que la disciplina se recomponga”. No dio más detalles de los presuntos actos de indisciplina militar.

Con el nombramiento de la nueva cúpula –encabezada por César Merizalde (hermano de Pedro Merizalde, gerente de Petroecuador) –, seis oficiales superiores de la Marina y dos de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) quedaron fuera de las Fuerzas Armadas.

La decisión del Gobierno, que se conoció el viernes pasado, preocupa a los militares en servicio pasivo. Para ellos, es solo otro ‘golpe’ del poder civil a los uniformados.

Oswaldo Jarrín, exministro de Defensa y exjefe del Comando Conjunto, dijo que “descabezar a las FF. AA. no es un hecho aislado ni de último momento; no es un cálculo para llegar al almirante o al contraalmirante más afín a él (a Correa), no son cálculos de esa naturaleza”. Él recordó a EXPRESO que han sido dos años de incesante ataque: “no hay nada en pie, no hay doctrina, no hay empleo, no hay valores, no hay equipamiento, no hay mandos, no hay jerarquía, tropa, oficiales, no hay instalaciones. Todo está destruido”, lamentó.

Pero los cuestionamientos del ministro Patiño no se quedaron solo en los oficiales removidos. El general Luis Lara, quien hace dos semanas demandó la inconstitucionalidad de la reforma al régimen de pensiones del Issfa, también entró en el radar del Ejecutivo.

Los consejos de disciplina, dijo el ministro, se preocuparán de resolver ese tema. “Es un sisentido que un general de la República, en servicio activo, presente una demanda contra el presidente”, explicó Patiño. En este caso, tampoco dio detalles del proceso que se seguirá en contra de Lara porque aseguró que es una tarea que no le compete al Ministerio.

El funcionario, sin embargo, tuvo que reconocer que hay “inconformidad en algunas personas, no lo puedo negar”. Aunque matizó que la mayor parte de los miembros de las FF. AA., en servicio activo y pasivo, están de acuerdo con las reformas a la ley militar y policial.