Gasol y Morotic dejaron en evidencia a los Cavaliers

  Actualidad

Gasol y Morotic dejaron en evidencia a los Cavaliers

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Cleveland - El ala-pivote español Pau Gasol y el ala-pivote hispano-montenegrino Nikola Mirotic fueron decisivos en el juego ofensivo de los Bulls de Chicago, que derrotaron a domicilio 83-96 a los Cavaliers.

Gasol, con una gran actuación individual y de equipo, aportó el vigésimo cuarto doble-doble de la temporada, el segundo consecutivo, al conseguir 25 puntos, 10 rebotes (ocho defensivos) y repartir seis asistencias en el juego.

El jugador de Sant Boi, que disputó 33 minutos en la pista del Quicken Loans Arena de Cleveland, impuso siempre su dominio dentro de la pintura y estableció el liderazgo que el equipo necesitó para superar en todas las facetas a unos Cavaliers que la única referencia que tenían era darle el balón al alero LeBron James.

Gasol, que hizo valer su reivindicación de que el cansancio no debe ser factor en la NBA con los equipos ganadores, había jugado la noche anterior ante los Celtics de Boston, también recuperó un balón, perdió dos, puso dos tapones y cometió dos faltas personales.

“Jugamos con carácter, energía, mentalidad de equipo y espíritu de lucha”, declaró Gasol. “Era el triunfo que necesitábamos de cara a romper la inercia negativa en la que habíamos entrado”.

Junto a Gasol, el escolta Jimmy Butler consiguió 20 puntos que junto a los 17 de Mirotic y del ala-pivote Taj Gibson decidieron un gran triunfo de los Bulls.

Mirotic, en su mejor versión encestadora, la que tanto necesitan los Bulls, jugó 25 minutos y anotó 5 de 9 tiros de campo, incluidos 3 de 5 triples, y 4 de 5 desde la línea de personal.

El jugador internacional español también capturó seis rebotes, incluidos seis defensivos, dio una asistencia, recuperó un balón, no perdió ninguno y cometió dos faltas personales.

Mientras los Bulls demostraron identificación como conjunto, los Cavaliers, que dieron la gran sorpresa de despedir a David Blatt, confirmaron que los problemas no estaban en su persona, sino en convertir a James en el centro de todo lo que se realiza dentro del equipo. EFE