Una foto de elecciones con 3.793 actores

  Actualidad

Una foto de elecciones con 3.793 actores

Muchos aspirantes para pocos puestos. 3.793 postulantes se inscribieron para participar en las elecciones del 19 de febrero próximo, según las cifras reveladas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

En el proceso de calificación, el organismo electoral también dio luz verde a las candidaturas de asambleístas nacionales de Centro Democrático, Concertación, Unidad Popular, Alianza PAIS, Partido Social Cristiano, Izquierda Democrática y Fuerza Ecuador.

Muchos aspirantes para pocos puestos. 3.793 postulantes se inscribieron para participar en las elecciones del 19 de febrero próximo, según las cifras reveladas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Ellos buscarán alcanzar una de las 143 dignidades que estarán en juego para los comicios de 2017. Una misión que exige a las organizaciones políticas esforzarse al máximo para conseguir la voluntad de los 12,8 millones de ciudadanos habilitados para sufragar.

Hasta ayer en la mañana, siete binomios presidenciales ya fueron calificados por el Consejo Electoral. En la tarde se aprobó la dupla del Partido Sociedad Patriótica (PSP), que fue la última en inscribirse, el viernes pasado.

En el proceso de calificación, el organismo electoral también dio luz verde a las candidaturas de asambleístas nacionales de Centro Democrático, Concertación, Unidad Popular, Alianza PAIS, Partido Social Cristiano, Izquierda Democrática y Fuerza Ecuador.

De igual forma, aprobó los nombres de quienes correrán para Parlamentarios Andinos por el partido FE y Centro Democrático, informó el organismo electoral.

El Consejo prevé concluir, a más tardar, el 10 de diciembre con la aprobación de todas las candidaturas. Con este dato, se empezará con la impresión de las papeletas, el diseño definitivo de las mismas, así como la elaboración de todos los documentos electorales. Una tarea que está a cargo del Instituto Geográfico Militar.

Para que las candidaturas queden en firme, deben superar etapas como la objeción que se hace ante la Junta Provincial Electoral, en el caso de los asambleístas provinciales; la impugnación ante el CNE, por vía administrativa y la apelación, cuya competencia recae en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).