Fortalecer la etica en elecciones

  Actualidad

Fortalecer la etica en elecciones

Cambio y alternabilidad. Son dos palabras clave para la Iglesia católica en el escenario electoral que vive el país.

Fortalecer la ética en elecciones

La cúpula de la Iglesia católica: monseñor Luis Cabrera, Fausto Trávez (el primado de Ecuador) y el padre Omar Mateo (secretario ejecutivo de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, CEE), al final de la rueda de prensa. La CEE habló sobre la familia, los comicios y la ética, y las víctimas del terremoto.

Cambio y alternabilidad. Son dos palabras clave para la Iglesia católica en el escenario electoral que vive el país.

“Todos los países necesitan un cambio. Si no, seguiríamos como en la época de Julio César y de otros emperadores romanos”, dijo a EXPRESO el presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Fausto Trávez.

Ayer él conversó con este Diario después de una rueda de prensa de los obispos de Ecuador, en el Centro de Formación Social Betania, ubicado en el Valle de los Chillos, a las afueras de Quito.

El máximo líder de la Iglesia católica en Ecuador subrayó que “en la alternabilidad está el progreso. Algunos solo ven a un lado y no quieren mirar al otro. Mi país necesita progreso, producir y trabajo. Un país que produce progresa”, señaló.

¿Eso significa que ve con preocupación la situación actual? El arzobispo de Quito respondió que no es experto en economía. Pero un país “necesita cambios y progreso”, insistió.

Contó que el otro día, por ejemplo, 15 personas fueron a visitarlo para pedirle trabajo. Unos tenían carpetas voluminosas, otros una carta de recomendación, agregó. “Me pidieron que los ayude y hable con mis amigos o con las autoridades”.

También ha recibido muchas llamadas telefónicas para lo mismo. “A mí se me parte el alma escuchar todo esto. Pero no hay trabajo”, sentenció.

Incluso, entregó una carta al canciller de la Universidad Católica. Pero el rector se la guardó en su bolsillo y le comentó: “Gracias, usted ya cumplió con su deber”.

A su criterio, “nadie se atreve a decir nada. ¿Hay que preguntar por qué ha crecido el miedo? Yo no tengo miedo. Tengo que hablar en nombre de Dios y cuando se ama, no se teme nada”, recalcó.

Sin embargo, el primado de Ecuador advirtió que al ser humano le queda fácil ver culpables y no soluciones. “Estamos en una época inestable. Quien quiera acceder al poder debe escuchar a la Iglesia. Históricamente, en Ecuador el Estado y la Iglesia deben caminar juntos, no uno por aquí y otros por allá. No hay cómo dividir”, dijo.