Fito Paez, el alma del Funka Fest

  Actualidad

Fito Paez, el alma del Funka Fest

La cuarta edición del festival de Artes se llevó a cabo en el Palacio de Cristal. Rock, trap y pop reunieron a más de 3.000 personas.

El músico argentino fue uno de los invitados internacionales de la cuarta edición del Funka Fest.

Los festivales de arte y música tienen un espíritu joven, chispeante y contagiante. El Funka Fest se ha caracterizado en sus cuatro ediciones de brindar esta sensación a sus asistentes. Aunque este año hubo menos público que en ediciones anteriores, y los que asistieron no hicieron gala de su puntualidad, no se decepcionaron.

A las 16:30 era la cita pautada para los que gustaban de la música que ofrecían las 9 bandas de la tarima principal, pero fue hasta cerca de las 19:00 que la gente se congregó para ver el regreso de los quiteños Les petit batards.

De ahí en adelante el ánimo creció. Y cada cierto rato el público aplaudía para que llegue Fito Páez. El astro del rock argentino subió al escenario hasta las 21:20, en medio de una barra que cantaba: “olé, olé, olé, Fito... Fito”.

Y así todo el festival recobró su alma, que estaba apagada, pero solo faltaba un soplo de libertad y actitud de superestrella. A sus 56 años, el cantante sigue siendo ídolo de multitudes, por lo que pudo congregar a dos generaciones en un solo lugar.

El amor después del amor fue la primera canción que interpretó, un tema que en el marco de lo que pasaba de la ciudad venía a la perfección. A escasos metros concluía la Marcha del Orgullo, y cuyas banderas se presenciaron entre los presentes.

Durante su hora en escenario cantó 11 temas, Dar es dar, Mariposa technicolor y Dale alegría a mi corazón fueron con las que se despidió. Y con él parte de los asistentes. Aunque llegó una ola de personas más jóvenes quienes venían por Miami horror, quienes cerraron el encuentro artístico pasada la 01:00.

Y como esto fue un encuentro de almas, el río Guayas, quizá la esencia natural de la ciudad, también ayudó a tener esta sensación de conexión con lo esencial.

Con una venia se despidió el argentino y su banda.

Trap colombiano. Ha$lo Pablito tiene la esencia de Bogotá en todas sus líricas. Él se inspira en lo cotidiano de la calle y no importa si allá se anda en Transmilenio y acá en Metrovía, identificarse era fácil con los problemas de cada ciudad.

Miami Horror. Pusieron el toque playero y relajado al evento. El público joven coreaba sus canciones en inglés con total facilidad. American Dream se sintió como un himno, y además invitaron a cantar con ellos a la cantante guayaquileña Paola Navarrete.

Los Wálters, los reyes de los sintetizadores. Los boricuas saben mezclar su sabor latino con sonidos muy anglosajones. Mayagüez puso a bailar a los amantes del pop electrónico.

El regreso de Les Petits Batards. En 2017, la banda de Mateo Castillo decidió hacer una pausa. El Funka Fest fue su gran regreso y sin duda, Ficción sigue siendo el tema favorito de sus seguidores.