Actualidad

La Fiscalia buscara la maxima pena por quintuple asesinato

Las investigaciones que se siguen en contra de Alberto Jalón Aspiazu no determinaban -hasta ayer- que sea incompetente para enfrentar un posible juicio, por el quíntuple asesinato de su esposa y sus cuatro hijos, de entre 3 y 12 años de edad.

Lugar. El hecho ocurrió en una vivienda del sector Las Malvinas.

Las investigaciones que se siguen en contra de Alberto Jalón Aspiazu no determinaban -hasta ayer- que sea incompetente para enfrentar un posible juicio, por el quíntuple asesinato de su esposa y sus cuatro hijos, de entre 3 y 12 años de edad.

Una matanza que las autoridades buscan esclarecer para determinar si existe o no responsabilidad del procesado. A las 15:00 de ayer, la fiscal Blanca Noblecillas -quien investiga el caso- acudió al hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil, para tomar la versión libre y voluntaria de Jalón, quien se encuentra internado en esa casa de salud desde el día en que ocurrieron los hechos, el pasado 29 de noviembre.

“La Fiscalía tiene la obligación de probar (el quíntuple crimen). Una cosa es decirlo, pero otra probarlo dentro de la audiencia” de juicio, explicó la funcionaria.

Tras la matanza ocurrida en una vivienda de la manzana 4077 de la cooperativa Mélida Toral (sector de Las Malvinas) de Guayaquil, familiares y amigos de la pareja mencionaron que Alberto, aparentemente, sufría alteraciones mentales. Situación que -a decir de la fiscal- no está dentro del proceso. “No hay absolutamente nada que indique que él tenga una demencia o haya tenido una demencia o estado tratándose, todo lo que han dicho son solo rumores”.

No obstante de eso, Noblecillas señala que si la Fiscalía considera necesario pedir exámenes o valoraciones psicológicas o psiquiátricas para Jalón lo hará. Pero en caso de determinarse que cometió el delito en plenas facultades mentales, el hombre se enfrentaría a la máxima pena (40 años) por el delito de asesinato múltiple.

Por lo pronto, dentro de la diligencia de ayer, la fiscal solicitó un informe del estado de salud del procesado, quien intentó suicidarse luego de ocasionar un conato de incendio tras presuntamente acuchillar a su familia. El más lacerado fue el niño de 3 años. Tenía 8 cuchilladas. En caso de estar mejor, Jalón sería traslado al Centro de Rehabilitación Social. PVC